dimanche 2 décembre 2007

+ ¿POR QUÉ NO SE LEE EL CUENTO ESPAÑOL?

***
Leo en Babelia, del 1-12-2007, un artículo titulado ‘Tribulaciones entre cuento y corto’, debido a la pluma de Antonio Luis de Villena, en donde en un análisis pormenorizado destinado al debate afirma en titulares que ‘el relato es la cenicienta de la literatura española’. En él se ocupa, además, del cortometraje en el cine.

Los editores pagan mucho menos por el relato o cuento, incluso a autores conocidos, argumentando que el problema está en el lector. Según esta teoría generalizada al lector español le gusta poco el cuento como le gusta poco la poesía, prefiere —a pesar de la cultura de la imagen— una gruesa novela-río que dé lectura para unas vacaciones enteras (hay largas novelas estupendas), añade el articulista.

Pero si en España el cuento (junto con la poesía) es la cenicienta (y ha habido ilustres cuentistas), no ocurre lo mismo en Hispanoamérica, tan rica en relatos. Borges, Cortázar, Onetti, Monterroso,…, gozaron de un fiel público lector.

¿POR QUÉ NO SE LEE EL CUENTO ESPAÑOL?, se pregunta el articulista.

Desde Chejov, Katherine Mansfield, Quiroga,…, el cuento es como ‘un ágil pedazo de vida’, del que por elipsis, sale la vida toda, pero como es breve, ha de acentuarlo todo, señala de Villena.

Termina preguntándose el articulista si al cuento español —también a la poesía— no le falta lirismo o la falta de lectura no se debe a la feroz incultura que afecta a nuestro país desde hace al menos una decena de años.

Y finalmente, si la ‘literatura best-sellerista’ alarga su vida, si los haikus o tankas japoneses y el microrrelato hispanoamericano producen arte breve, ¿por qué ocurre esto?

***

Pregunto a los narradores habituales de las webs, ¿qué opináis al respecto?

***

7 commentaires:

leo a dit…

Creo que el cuento es un género incómodo, que sugiere más que cuenta y, por lo tanto, exige mayor esfuerzo del lector. Esfuerzo que, según parece hay poca gente dispuesta a realizar, o preparada para ello.
Por otra parte, a todos nos engancha más una historia si logramos empatizar con los personajes, y esta empatía es difícil de lograr en el breve espacio de un cuento. De modo que todas las personas que leen "por empatía" elegirán una novela.
Es una pena: creo que el cuento es un género de lo más estimulante. Y difícil.
Un beso, Antonio.

Antonio Senciales a dit…

Hola, Leo.
El tuyo es un punto de vista agudo e inteligente, sí.
xxx

Diego a dit…

Francamente no lo sé. Quizá tenga que ver con esa imagen que aquí se tiene de los cuentos: Cuentos de niños, cuento de maricastaña, con moraleja y demás. Los adultos no queremos eso. Queremos leer novelas de adultos, gordas y extensas, y con argumentos facilones. Pero gordas. Otra gorda novela más en mi haber -dice el gran cazador blanco, en este caso español. Los cuentos, no señor, los cuentos son para niños. Y los niños no leen esos cuentos, ya que Disney hace películas de cuentos para niños.

Y etcétera y etcétera.

Bueno, Antonio, no me tomes muy en serio. Pero, qué coño, es una posibilidad.

Un saludo.

Antonio Senciales a dit…

¡No sabes cuanta alegría me ha dado saludarte por aquí!
Creo que tú sí sabes de qué va el asunto. Tengo dos viejos conocidos: MSB y tú, que sí lo sabéis y muy bien.
Os gusta experimentar, ensayar con el cuento, darle vueltas, introducirlo en la batidora, olerlo,... Eso es tener pasta de cuentista, cuentero, narrador, escritor de relatos (¿relatador/relatista?).
Es una pena que tus ocupaciones no te dejen el suficiente tiempo libre.
Yo sigo haciendo 'experimentos' con la lectura. Ahora estoy 'masticando' los cuentos/relatos de Juan Eduardo Zúñiga, añejo y sabio en lo suyo.
YO SÍ LEO EL CUENTO ESPAÑOL y me alegra.
Saludos.

hombredebarro a dit…

Y sin embargo, sin ir más lejos, en la red, yo encuentro un número considerable de lectores de cuentos.

Antonio Senciales a dit…

Eso es cierto, HdB, pero entendemos que el artículo se refiere a la compra y lectura —vamos, al consumo— de libros de cuentos o relatos. Al gasto en libros de cuentos de adultos, hecho que permitiría posiblemente invertir en buenos cuentistas sin que las editoriales corriesen el peligro de tener que cerrar las puertas (el negocio es el negocio), cosa lógica por otra parte.
Otros y yo compramos libros de relatos y cuentos, así que espero que cunda el ejemplo.
Saludos.

Antonio Senciales a dit…

O sea, al final nos quedamos con dos posibles explicaciones, suponiendo que haya suficiente número de lectores de cuentos:

-El poder adquisitivo medio del lector español es bajo

y/o

-El precio de los libros (y por extensión CDs/DVDs) es alto.

Saludos de nuevo.