vendredi 16 octobre 2009

+ ONETTI

***

Últimamente me he hecho de varias obras de Onetti: El pozo, Los adioses, Juntacadáveres, El astillero, Dejemos hablar al viento y La vida breve.


Espero disfrutar con lo no leído y gozar con el recuerdo de lo leído hace algún tiempo.

Seguro que me deleitaré al leer o releer alguna de sus obras mientras paseo por el pueblo de Santa María contemplando a personajes como Larsen, Díaz Grey o Jorge Malavia, y quizás evoque con nostalgia a otros pueblos literarios famosos: Yoknapatawpha o Macondo.

Acabo de leer El pozo, una de sus primeras novelas, que recrea la historia de un sueño. Es una novela corta, una hermosa pieza narrativa. Debo reconocer que me ha llenado.

A quien tenga dudas respecto a qué leer, le recomiendo que se acerque a Onetti. Un maestro de la novela, y que lea esta pieza corta, una muestra ejemplar de sus primeras novelas.

***

jeudi 17 septembre 2009

+ A LOS AMANTES DE CHÉJOV

***

Leído en los CUADERNOS DE NOTAS, de Anton Chéjov:

Salomón se equivocaba al ansiar sabiduría.


¿Por qué a Hamlet le obsesionaban tanto las visiones del más allá, cuando nuestra vida real está presa de imágenes mucho más horribles?


Él comprendió de pronto que, desde muchísimo tiempo atrás, nunca había estado de buen humor.


El cuñado corteja a la joven esposa. “Lo que usted necesita es un amante“.


Él le parecía inteligente, serio; por eso mismo su proposición le sorprendió tanto.


En Sokólniki, durante un paseo, ella cuenta a Yartsev hasta qué punto disfruta de haber tenido un hijo. Él:
—Pero dígame, ¿tanto amor por el niño no daña el amor por su marido?
—No lo sé. No fue por amor que me casé. Al comienzo sufría, ahora me tranquiliza pensar que el amor no existe, y que ya no tengo ninguna necesidad de él.


Él no había sido feliz más que una sola vez en su vida: bajo un paraguas.


La buena educación no consiste en no manchar el mantel con salsa, sino en aparentar que uno no ha visto nada cuando otro hace algo así.


Yo desprecio mi envoltura material y todo lo que se le relaciona.


Cuando todo va bien se dice que no ha pasado nada.


Un perro caminaba por la calle; parecía sentir vergüenza de sus patas arqueadas.

Mi lema: No necesito nada.





Y cientos de pensamientos más de muy diversa índole tales como fragmentos de cuentos , piezas de teatro, listas de compras básicas, anotaciones con sus gastos personales, detalles nimios,… y silencios, muchos silencios, que... pueden imaginarse. Todo ello ayudará al lector amante de Chéjov a profundizar en el conocimiento de su personalidad. Es el cuaderno, además, el retrato de toda una época histórica.

Una lectura interesante y curiosa.

(Cuaderno de notas, de Anton Chéjov, Editorial La Compañía de los Libros, 2008, Buenos Aires, Argentina).

***

jeudi 10 septembre 2009

+ MARÍA ZAMBRANO

***
Los grandes filósofos y hombres de ciencia nos han dejado algunas ideas y frases que podrían sernos provechosas en nuestras vidas en determinadas ocasiones -surgieron como consecuencia de sus experiencias vitales- o pueden despertar en nosotros la curiosidad por el personaje.


Siempre me han atraído la obra y la vida de los grandes pensadores, especialmente de los filósofos, que han intentado atraernos hacia el área del conocimiento humano, de manera singular hacia el filosófico.

María Zambrano (Vélez-Málaga, 1904 - Madrid, 1991), ensayista y filósofa española, fue discípula de Ortega y Gasset. Premio Cervantes.

De entre su obra escrita destacamos:

Filosofía y poesía.
Hacia un saber sobre el alma.
El hombre y lo divino.
Delirio y destino.
Los sueños y el tiempo.
El reposo de la luz.
La confesión, género literario y método.

Algunos pensamientos que nos dejó:

Nadie enseña a nadie filosofía. El sistema es lo único que ofrece seguridad al angustiado, castillo de razones, muralla cerrada de pensamientos invulnerables frente al vacío.


Un filósofo es el hombre en quien la intimidad se eleva a categoría racional; sus conflictos sentimentales, su encuentro con el mundo, se resuelve y se transforma en una teoría.


La biografia de un filósofo es su sistema.


¿Es de extrañar que el amor haya preferido casi siempre el derrotero poético al filosófico?


La historia no es sino un diálogo, bastante dramático, por cierto, entre el hombre y el universo.


Los más claros pensamientos no pueden en ocasiones ser aceptados porque ahorrarían una experiencia que debe ser vivida. Y en último término ahorrarían la vida misma.


La acción de preguntar supone la aparición de la conciencia.


La primera realidad que al hombre se le oculta es él mismo.


Todo extremismo destruye lo que afirma.


El escritor defiende su soledad, mostrando lo que en ella y únicamente en ella, encuentra.


La filosofia moderna no ha pretendido reformar la vida. Por el contrario, quiso trasformar, la verdad.


Sólo en soledad se siente la sed de verdad.


El hombre es un ser escondido en sí mismo.

***

mercredi 9 septembre 2009

+ MIGUEL DE UNAMUNO

***

Los grandes filósofos y hombres de ciencia nos han dejado algunas ideas y frases que podrían sernos provechosas en nuestras vidas en determinadas ocasiones -surgieron como consecuencia de sus experiencias vitales- o pueden despertar en nosotros la curiosidad por el personaje.


Siempre me han atraído la obra y la vida de los grandes pensadores, especialmente de los filósofos, que han intentado atraernos hacia el área del conocimiento humano, de manera singular hacia el filosófico.

***

Miguel de Unamuno, (Bilbao, 1864 - Salamanca, 1936), fue un novelista y ensayista español y cultivó además otros géneros literarios, tales como el teatro, la filosofía,…

Me ha llamado siempre mucho la atención de él su faceta de ensayista y pensador.

Entre sus obras destacaremos:

* Niebla, Abel Sánchez, la tía Tula, de entre sus novelas.

* La agonía del cristianismo, Del sentimiento trágico de la vida,…, de entre su obra filosófica.

* Y entre sus ensayos: En torno al casticismo, Vida de don Quijote y Sancho, Por tierras de Portugal y España,…

***

Algunas frases famosas que nos dejó:

Se viaja no para buscar el destino sino para huir de donde se parte.


Todo acto de bondad es una demostración de poderío.


La envidia es mil veces más terrible que el hambre, porque es hambre espiritual.


A veces, el silencio es la peor mentira.


Procuremos más ser padres de nuestro porvenir que hijos de nuestro pasado.


Es detestable esa avaricia espiritual que tienen los que sabiendo algo, no procuran la transmisión de esos conocimientos.


Cuanto menos se lee, más daño hace lo que se lee.


El que tiene fe en sí mismo no necesita que los demás crean en él.


Es débil porque no ha dudado bastante y ha querido llegar a conclusiones.


La filosofía responde a la necesidad de hacernos una concepción unitaria y total del mundo y de la vida.


El ajedrez procura una suerte de inteligencia que sirve únicamente para jugar al ajedrez.


Es detestable esa avaricia espiritual que tienen los que sabiendo algo, no procuran la transmisión de esos conocimientos.


La verdadera ciencia enseña, por encima de todo, a dudar y a ser ignorante.

***

mardi 1 septembre 2009

+ ORTEGA Y GASSET

***

Los grandes filósofos y hombres de ciencia nos han dejado algunas ideas y frases que podrían sernos provechosas en nuestras vidas en determinadas ocasiones -surgieron como consecuencia de sus experiencias vitales- o pueden despertar en nosotros la curiosidad por el personaje.

Siempre me han atraído la obra y la vida de los grandes pensadores, especialmente de los filósofos, que han intentado atraernos hacia el área del conocimiento humano, de manera singular hacia el filosófico.

Ortega y Gasset dijo:

* Cada cosa que existe es una virgen que ha de ser amada para hacerse fecunda.


* Ciencia es todo aquello sobre lo cual siempre cabe discusión.


* Con la moral corregimos los errores de nuestros instintos y con el amor los errores de nuestra moral.


* El deseo muere automáticamente cuando se logra; fenece al satisfacerse. El amor, en cambio, es un eterno deseo insatisfecho.


* Sorprenderse, extrañarse, es comenzar a entender.


* Sólo es posible avanzar cuando se mira lejos. Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande.


* De querer ser a creer que se es ya va la distancia de lo trágico a lo cómico.


* El que quiera contemplar un torrente lo primero que debe hacer es no ser arrastrado por él.


* La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada.


* Hay quien ha venido al mundo para enamorarse de una sola y determinada mujer y, consecuentemente, no es probable que tropiece con ella.


* Quien en nombre de la libertad renuncia a ser lo que tiene que ser, ya se ha matado en vida: es un suicida en pie. Su existencia consistirá en una perpetua fuga de la única realidad que podía ser.

***

José Ortega y Gasset, Madrid (1883-1955), fue un filósofo y ensayista español.

ALGUNAS DE SUS OBRAS:

- Meditaciones del Quijote.


- España invertebrada.


- La rebelión de las masas.

***

lundi 31 août 2009

+ BERTRAND RUSSELL

***
Los grandes filósofos y hombres de ciencia nos han dejado algunas ideas y frases que pueden sernos provechosas en nuestras vidas en determinadas ocasiones —surgieron como consecuencia de sus experiencias vitales— o pueden suscitar en nosotros curiosidad por el personaje.

Siempre me han atraído la obra y la vida de los grandes sabios, especialmente de los filósofos y pensadores que han intentado atraernos hacia el área del conocimiento humano, de manera singular  hacia el filosófico.

Bertrand Russell dijo:

* La ciencia es lo que sabes, la filosofía es lo que no sabes.


* Sabemos muy poco, y sin embargo es sorprendente que sepamos tanto, y es todavía mas sorprendente que tan poco conocimiento nos dé tanto poder.


* Gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo se deben a que los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes llenos de dudas.


* En todas las actividades es saludable, de vez en cuando, poner un signo de interrogación sobre aquellas cosas que por mucho tiempo se han dado como seguras.


* ¿Para qué repetir los errores antiguos habiendo tantos errores nuevos que cometer?


* Los educadores, más que cualquier otra clase de profesionales, son los guardianes de la civilización.


* Carecer de algunas de las cosas que uno desea es condición indispensable de la felicidad.


* El hombre feliz es el que vive objetivamente, el que es libre en sus afectos y tiene amplios intereses, el que se asegura la felicidad por medio de estos intereses y afectos que, a su vez, le convierten a él en objeto de interés y el afecto de otros muchos.


* El ser capaz de llenar el ocio de una manera inteligente es el último resultado de la civilización.

* Temer al amor es temer a la vida, y los que temen a la vida ya están medio muertos.


* La historia del mundo es la suma de aquello que hubiera sido evitable.


* El sabio uso del ocio es un producto de la civilización y de la educación.


* Lo más difícil de aprender en la vida es qué puente hay que cruzar y qué puente hay que quemar.


* Una generación que no soporta el aburrimiento será una generación de escaso valor.


***

Filósofo, escritor, pensador y matemático británico, galardonado con el premio Nobel, influyó de forma notoria sobre el curso de la filosofía del siglo XX.

Nació en Trelleck (Gales), en 1872 y murió en 1970.

OBRAS MÁS CONOCIDAS:

Principia Mathematica (1910-1913)
Los problemas de la filosofía (1912)
Introducción a la filosofía matemática (1919)
Historia de la filosofía occidental (1945)
Lo que creo (1925)
Modales y morales (1929)

***

dimanche 23 août 2009

+ CARTA ABIERTA A UN NOVELISTA NOVEL

***

Lleva razón, amigo mío: el rechazo a la publicación de su primera novela por una editorial no quiere decir nada.

¿O su primera novela corta va a ser más que Cien años de soledad, de la que C. Barral se llevó media vida lamentando haber rechazado su publicación?

¿O más que En busca del tiempo perdido, la cual André Gide, lector de Gallimard, desaconsejó publicar?

Guarde de momento, si quiere, su novela bajo un par de llaves en espera de mejores tiempos. ¿O quiere ser más y mejor que Nabokov, a quien aconsejaron guardar bajo 7 llaves su novela Lolita? Algo parecido le ocurrió a C. J. Cela con La familia de Pascual Duarte.

Hay muchos más, mi caro amigo:

Joyce, con Dublineses, rechazado por 22 editoriales.

J. K. Rowling tuvo la misma respuesta por 10 veces a su primer manuscrito de Harry Potter.

¿O pretende ser más que todos ellos?

Y a Mario Puzo le ocurrió otro tanto con algunas novelas, hasta la publicación de El Padrino, sobre cuya calidad literaria me he hecho siempre muchas preguntas.

Lampedusa dejó este mundo sin haber visto publicado El Gatopardo.

Podríamos continuar con Graham Greene, William Faulkner, etc., etc., etc.

Tenga paciencia, no desespere e insista en sus gestiones durante una temporada prudencial y, después, continúe pensando que REJECTION IS NOT FATAL (como ha encabezado una reseña en su blog), porque no lo es efectivamente. Y persista en su oficio de escritor: lo hace muy bien para goce de nosotros los lectores.

Aunque no mencione su nombre, sabe que me dirijo a Ud., talentoso escritor novel.

Hay una pregunta que nos hemos hecho muchos en incontables ocasiones y que no tiene una contestación satisfactoria: ¿Por qué algunas novelas francamente malas se publican y se venden fácilmente mientras otras escritas por buenos novelistas no son siquiera publicadas?

Tengo la impresión de que he dejado aquí la pregunta del millón. ¿O me equivoco?

Saludos.

***

lundi 3 août 2009

+ LA NOVELA DE EULOGIA (Antonio Báez)

***

El lugar adecuado para dejar una reseña sobre una novela publicada por un autor en su propio blog es precisamente allí, en su blog, y no aquí, casa apenas visitada por algún que otro visitante extraviado en el ancho mundo de la blogosfera o por algún amigo de higos a brevas.

He tenido el privilegio de ver nacer ciertos relatos y alguna novela desde que empezaron a crecer en la imaginación de sus diferentes autores y éste ha sido uno de esos momentos.

Antonio Báez se ha estrenado como novelista escribiendo La novela de Eulogia, hecho que considero digno de ser voceado a los cuatro vientos y esta es la razón por la que deseo dejar un comentario en estas páginas sobre su opera prima.

Invito a los lectores amantes de las buenas letras a que visiten su página, disfruten con la novela y presencien un final (capítulo X) inteligente, poco corriente y de lo menos esperado.

Destaco solamente algunos comentarios abreviados que he dejado en su blog, al pie del último capítulo de su magnífica primera novela corta:

La novela resulta amena y se lee con facilidad.

Resulta grato comprobar la excelente descripción que hace el autor de los personajes de la novela, contándonos cómo son más que qué hacen (más propio de un cuento y de un cuentista esto último).

Su cierre de la novela me ha parecido inteligente e ingenioso. ¿Han oído hablar de la transustanciación física, personal?


Gracias, Sr. Báez, por hacernos disfrutar con su creación, gracias. He pasado un buen rato leyéndola, que entiendo que es lo mejor que se puede decir de una narración.

Le pido perdón por atreverme a traer aquí lo que podría ser una portada física de su novela corta. De esta forma me parece tenerla más cerca. Perdone. Reconozco que mi porvenir como publicista no estaría muy claro.

***

jeudi 16 juillet 2009

+ GUITARRA - 10

***

Este año de 2009 he visto cumplido un íntimo deseo que albergaba desde hace años y que no he podido satisfacer hasta ahora por mi trabajo, por falta material de tiempo: sumergirme en el estudio de la guitarra, sus cuerdas y notas, del maravilloso mundo que la rodea y de su música.

Y he pensado ir dejando en este blog algunas palabras que poetas y cantautores insignes nos han dejado para referirse a este instrumento.

Ponemos punto final al rosario de poemas dedicados a la guitarra con una figura literaria dedicada a este instrumento, versos inspiración de un gran poeta: Gerardo Diego (España, 1896-1987).

GUITARRA

Habrá un silencio verde
todo hecho de guitarras destrenzadas.

La guitarra es un pozo
con viento en vez de agua.


***

+ GUITARRA - 9

***

Este año de 2009 he visto cumplido un íntimo deseo que albergaba desde hace años y que no he podido satisfacer hasta ahora por mi trabajo, por falta material de tiempo: sumergirme en el estudio de la guitarra, sus cuerdas y notas, del maravilloso mundo que la rodea y de su música.

Y he pensado ir dejando en este blog algunas palabras que poetas y cantautores insignes nos han dejado para referirse a este instrumento.

Visitamos hoy el hogar literario de un ilustre escritor de bien ganada fama: poeta, novelista, cuentista, ensayista,… Su nombre: Mario Benedetti (Uruguay, 1920-2009).

GUITARRA

Ah, la guitarra esa mujer en celo
que habla en su canto y muere en su silencio
con tu salud de música nacida,
me brindas un placer casi doliente
y eso porque tus cuerdas te dicen lo que digo
y lo que digo es triste, de cristal.

Ah la guitarra esa mujer que llega
con un amor de huésped indefenso,
tu mástil o tu puente o tu rasgueo,
tu voz quebrada en todos los idiomas
me dejan libre para la alegría
que sube o baja en tu cordaje neutro

Ah la guitarra esa mujer sensible
que invade el patrimonio de la noche,
mueve las humedades del follaje
y se roza con árboles sonámbulos,
ah la mujer esa guitarra erótica
que se exhibe desnuda en la terraza.


***

mercredi 15 juillet 2009

+ GUITARRA - 8

***

Este año de 2009 he visto cumplido un íntimo deseo que albergaba desde hace años y que no he podido satisfacer hasta ahora por mi trabajo, por falta material de tiempo: sumergirme en el estudio de la guitarra, sus cuerdas y notas, del maravilloso mundo que la rodea y de su música.

Y he pensado ir dejando en este blog algunas palabras que poetas y cantautores insignes nos han dejado para referirse a este instrumento.

Acudimos hoy a la vena poética de otro poeta hispano: Max Jara (Chile, 1886-1965).


LA GUITARRA

La guitarra tiene el alma de una niña de ojos claros.
En su caja guarda un nido tembloroso de gorjeos.
A jardín por primavera su cordaje yo comparo:
la tonada es una fuga de nostálgicos deseos
que susurran los ensueños de la niña de ojos claros.
Es un alma que ve rojo, sufre celos la guitarra,
cada cuerda, carne viva, se retuerce enronquecida
al contacto de la mano que se crispa como garra;
van temblores de beodo y estertores de suicida
en la queja desgarrante de la trágica guitarra.
La guitarra guarda un alma de mujer desengañada:
esas cuerdas son las canas de su testa fatigada;
hoy tan sólo queda el eco de su risa de coqueta,
y las notas son hermanas de la nieve esparramada
en la barba temblorosa de un romántico poeta.
La guitarra tiene un alma de mujer desengañada.
La guitarra sin cordaje es cual una sepultura,
en su puente se callaron los acordes de tristura
como mueren los sollozos en agónica garganta,
y su caja destrozada es retrato de la oscura
existencia en cuya sombra ningún trino se levanta
y no deja ni su nombre en la angosta sepultura.


***

mardi 14 juillet 2009

+ GUITARRA - 7

***

Este año de 2009 he visto cumplido un íntimo deseo que albergaba desde hace años y que no he podido satisfacer hasta ahora por mi trabajo, por falta material de tiempo: sumergirme en el estudio de la guitarra, sus cuerdas y notas, del maravilloso mundo que la rodea y de su música.

Y he pensado ir dejando en este blog algunas palabras que poetas y cantautores insignes nos han dejado para referirse a este instrumento.

Hoy nos detendremos en un gran poeta, sin la fama de otros, pero que merece la pena ser estudiado por su enorme vena poética, ensombrecida por el nombre mágico de su hermano Antonio. Nos referimos a Manuel Machado (España, 1874-1947).

He aquí algunos poemas que dedica a la guitarra:

CANTARES

Vino, sentimiento, guitarra y poesía
hacen los cantares de la patria mía.
Cantares...

Quien dice cantares dice Andalucía.
A la sombra fresca de la vieja parra,
un mozo moreno rasguea la guitarra...
Cantares...

Algo que acaricia y algo que desgarra.
La prima que canta y el bordón que llora...
Y el tiempo callado se va hora tras hora.
Cantares...

Son dejos fatales de la raza mora.
No importa la vida, que ya está perdida,
y, después de todo, ¿qué es eso, la vida?...
Cantares...

Cantando la pena, la pena se olvida.
Madre, pena, suerte, pena, madre, muerte,
ojos negros, negros, y negra la suerte...
Cantares...

En ellos el alma del alma se vierte.
Cantares. Cantares de la patria mía,
quien dice cantares dice Andalucía.
Cantares...

No tiene más notas la guitarra mía.


VELADA SEVILLANA

Llovió la guitarra
sus notas en medio
de la copla (noche
de mayor). Los nervios
sacudió un terrible
estremecimiento...
La noche y la copla su verdad dijeron.
Hablaron de sangre;
de amor y de celos;
de dichas perdidas,
de adioses eternos,
de pena y de suerte
negra... Y de ojos negros.
Fulguró la danza
repentino alegro
de lamaretadas,
desmayos y vuelos,
y fue, línea a línea,
momento a momento,
ritmando un poema
de heridas y besos,
que de la gitana
dibujada el cuerpo,
envuelto en el rico
miliunanochesco
mantón de Manila
radiante y grotesco.
Suspiró de amores
el río en su lecho
profundo. Los cables
del barco gimieron
compasadamente.
En brazos del viento,
de los naranjales
y los limoneros
invadió el aroma
palacios y huertos.
La luna a la reja
llegó muy de quedo.
Sevilla y la noche
se dieron un beso.


LA SEGUIRIYA

La seguiriya gitana
es la copla de la noche
musulmana...
Ojos negros, perdición.
El Poema siempre vivo
del Amor y de la Muerte.
Voz del corazón, cautivo
de la pena y de la suerte...
Hondo treno de pasión.
Pero la copla de luz
del paraíso andaluz,
alada y primaveral;
la graciosa charlatana
que dice toda Sevilla,
es la alegre seguidilla
sevillana,
llena de sol y de sal.


***

dimanche 12 juillet 2009

+ GUITARRA - 6

***

Este año de 2009 he visto cumplido un íntimo deseo que albergaba desde hace años y que no he podido satisfacer hasta ahora por mi trabajo, por falta material de tiempo: sumergirme en el estudio de la guitarra, sus cuerdas y notas, del maravilloso mundo que la rodea y de su música.

Y he pensado ir dejando en este blog algunas palabras que poetas y cantautores insignes nos han dejado para referirse a este instrumento.

Hoy le ha tocado el turno a un poeta insigne y universalmente conocido que también fijó su atención en la guitarra: Antonio Machado (España, 1875-1939).

GUITARRA DEL MESÓN

Guitarra del Mesón que hoy suenas jota,
mañana petenera,
según quién llega y tañe,
las empolvadas cuerdas.

Guitarra del Mesón de los caminos
no fuiste nunca ni serás poeta.

Tú eres el alma que dice su armonía
solitaria las almas pasajeras…
y siempre que te escuche el caminante
sueña con un aire de su tierra.

Guitarra del Mesón que hoy suenas jota,
mañana petenera,
según quién llega y tañe,
las empolvadas cuerdas.

Guitarra del Mesón de los caminos
no fuiste nunca ni serás poeta.


CANTE HONDO

Yo meditaba absorto, devanando
los hilos del hastío y la tristeza,
cuando llegó a mi oído,
por la ventana de mi estancia, abierta
el plañir de una copla soñolienta,
quebrada por los trémolos sombríos
de las músicas magas de mi tierra.
Y era el Amor, como una roja llama ...
- Nerviosa mano en la vibrante cuerda
ponía un largo suspirar de oro
que se trocaba en surtidor de estrellas -.
Y era la Muerte, al hombro la cuchilla,
el paso largo, torva y esquelética.
- Tal cuando yo era niño la soñaba -.
Y en la guitarra, resonante y trémula,
la busca mano, al golpear, fingía
el reposar de un ataúd en tierra.
Y era un plañido solitario el soplo
que el polvo barre y la ceniza avienta.


***

+ GUITARRA - 5

***

Este año de 2009 he visto cumplido un deseo que albergaba desde hace años y que no he podido satisfacer hasta ahora por mi trabajo, por falta material de tiempo: sumergirme en el maravilloso mundo de la guitarra y su música.

Y he pensado ir dejando en este blog algunas palabras que poetas y cantautores insignes nos han dejado para referirse a este instrumento.

La guitarra recibe entre otros calificativos el de ‘española’. Parece lógico, por tanto, que conocidos poetas españoles (Federico García Lorca, Antonio Machado, Rafael de León, Gerardo Diego, etc.) le hayan dedicado sus poemas.

Hoy viene a visitarnos Victoriano Crémer (España, 1906-2009).

CANCIÓN PARA LA GUITARRA

Y canto para adentro
porque no tengo afueras…
Me aprieto la guitarra
y siento la madera.
Se me llenan de música
las oscuras cavernas…
Yo soy yo, limitado
por carne sorda y venas.
Si alguna vez levanto
los ojos de las cuerdas,
me siento fugitivo
de lo que vale y cuenta.
Y no me reconozco,
y me doy tanta pena
que enmudezco y me duele
la raíz de la lengua
Por eso cuento y canto
para adentro las penas:
Porque me sueno a hombre
y me duelo de veras…
Y puedo decir: Hambres,
en plural; Vida Perra;
o simplemente Amor;
y escupir a la Tierra…
Canciones que me arranco
de las furiosas piedras
del montón de la sangre
que llevo siempre a cuestas.
Palabras con sentido,
efectivas vivencias.
No, Sol, Luna, Nenúfar
o Arcángel sin Fronteras.
Me escucho y no me importa
que los demás entiendan;
me basta con sentirme
el alma en la madera.
Que canto para adentro,
porque no tengo afueras.

***

+ GUITARRA - 4

***

Este año de 2009 he visto cumplido un deseo que albergaba desde hace años y que no he podido satisfacer hasta ahora por mi trabajo, por falta material de tiempo: sumergirme en el maravilloso mundo de la guitarra y su música.

Y he pensado ir dejando en este blog algunas palabras que poetas y cantautores insignes nos han dejado para referirse a este instrumento.

Hoy es un poeta cubano el que traemos a estas páginas: Nicolás Guillén (Cuba, 1902-1989).

LA GUITARRA

Fueron a cazar guitarras
bajo la luna llena.
Y trajeron ésta,
pálida, fina, esbelta,
ojos de inagotable mulata,
cintura de abierta madera.
Es joven, apenas vuela.
Pero ya canta
cuando oye en otras jaulas
Aletear sones y coplas.
Los sonesombres y las coplasolas.
Hay en su jaula esta inscripción:
" Cuidado: sueña ".


GUITARRA

Tendida en la madrugada,
la firme guitarra espera:
voz de profunda madera
desesperada.

Su clamorosa cintura,
en la que el pueblo suspira,
preñada de son, estira
la carne dura.

Arde la guitarra sola,
mientras la luna se acaba;
arde libre de su esclava
bata de cola.

Dejó al borracho en su coche,
dejó el cabaret sombrío,
donde se muere de frío,
noche tras noche.

Y alzó la cabeza fina,
universal y cubana,
sin opio, ni mariguana,
ni cocaína.

¡Venga la guitarra vieja,
nueva otra vez al castigo
con que la espera el amigo,
que no la deja!

Alta siempre, no caída,
traiga su risa y su llanto,
clave las uñas de amianto
sobre la vida.

Cógela tú, guitarrero,
límpiale de alcohol la boca,
y en esa guitarra, toca
tu son entero.

El son del querer maduro,
tu son entero;
el del abierto futuro,
tu son entero;
el del pie por sobre el muro,
tu son entero. . .

Cógela tú, guitarrero,
límpiale de alcohol la boca,
y en esa guitarra, toca
tu son entero.


***

vendredi 10 juillet 2009

+ GUITARRA - 3

***

Este año de 2009 he visto cumplido un deseo que albergaba desde hace años y que no he podido satisfacer hasta ahora por mi trabajo, por falta material de tiempo: sumergirme en el maravilloso mundo de la guitarra y su música.

Y he pensado ir dejando en este blog algunas palabras que poetas y cantautores insignes nos han dejado para referirse a este instrumento.

Proseguimos hoy con Rafael de León, poeta y compositor (España, 1908-1982).

GUITARRA MÍA

¿Qué misterio será éste,
qué podé, qué fuerza extraña
tiene pa muchas personas
el eco de la guitarra
que, aunque se encuentren las puertas
der sentimiento cerradas,
se mete en los corazones
como Pedro por su casa?

No sé en qué reló de sombra
las tres de la noche daban,
cuando de esa maravilla
con seis cuerdas y dos tablas
salió la voz más sonora
que ha llamao a mi ventana:
"-¡Levántate, compañero!
¡Vamos a pelar la pava!"

Y aquí estoy, guitarra bruja,
tan tuyo de cuerpo y alma
que ibas a ser mi ruina
si te gorvieras muchacha.
Porque me suenas lo mismo
que er metal de las palabras
de aquella novia que tuve
que luego entró en las Descarzas,
quizá porque yo, una noche,
contemplándole la cara,
dejé salir por mis labios
er cante de la murciana:

"Si vas a San Antolín
y a la derecha te inclinas,
verás en er camarín
a la Pastora Divina
que es vivo retrato de ti".

¿Qué dices? ¿Que tú prefieres
cambiar de conversación?
Por dondequiera que tires
vamos de acuerdo los dos.
¡Qué mala memoria tienes!
Qué pronto se te orvió
que tú viniste conmigo
la tarde de la Ascensión,
y a la puerta der convento
-que ya hace farta való-
como si estuvieran locos
tus bronces y mi doló,
cantamos aquella copla
de don Antonio Chacón
que, por ser para quien era,
no tiene perdón de Dios:

"¿A qué niegas er delirio
que tienes por mi persona?
Le das martirio a tu cuerpo,
tú te estás matando sola
y yo pasando tormentos".

¡No sé ni cómo te miro!
Me has hecho tales partías
como si fuera Iscariote
quien te aprieta las clavijas.
No quiero acordarme de ello
ni llevarte a la justicia
por abrir mis cicatrices
con el bordón y la prima,
resucitando en mis carnes
el ¡ay! de una pena antigua.
¿Pa qué guardaré rencores
si aquel fuego ya es ceniza
y a cá paso estamos viendo
las güertas que da la vía?
Primero por tus verdades
y después por tus mentiras,
ayer me dormí llorando
y hoy me despierto de risa.
Y es que, como tengo el alma
de tus acentos cautiva,
te pones a hablá y me queo
como quien ve maravillas.
Te quiero mucho, guitarra.
Te quiero, guitarra mía.


***

jeudi 9 juillet 2009

+ GUITARRA - 2

***

Este año de 2009 he visto cumplido un deseo que albergaba desde hace años y que no he podido satisfacer hasta ahora por mi trabajo, por falta material de tiempo: sumergirme en el maravilloso mundo de la guitarra y su música.

Y he pensado ir dejando en este blog algunas palabras que poetas y cantautores insignes nos han dejado para referirse a la guitarra.

Continuemos hoy con Atahualpa Yupanqui, poeta, cantautor y compositor (Argentina, 1908-1992).

Poemas:

LAS CUERDAS DE MI GUITARRA

Con la prima y la segunda
mi copla suelo bordar;
la tercera tiene penas
y aguanta por no llorar.
La cuarta es romanticona,
siempre le gusta soñar,
es perezosa y dulzona
como flor del naranjal.
La quinta es una tranquera
que naídes supo engrasar;
se siente sola en el campo
y es honda su soledad.
La sexta es cuerda machaza,
que nació para mandar,
ella entabla la tropilla
y naídes la hace callar.


LA GUITARRA

Hecha de miel y pesares
y con espuma de lágrimas.
Con besos de luna llena,
con sangre de madrugadas.
Hecha con lumbre de auroras
y rumor de acequias claras.
Madura de soledades
bajo las estrellas altas.
Nace cien veces la música
del fondo de la guitarra.

Su madera no es madera;
Es una selva incendiada.
Crisol de todos los cantos.
Dolor de todas las ramas.
Para volar en la noche
usa dos manos por alas.
Vuela la música, lejos
bajo las estrellas altas.
Y siempre nace y renace
del fondo de la guitarra.

Vino la guerra mordiendo
la libertad de la Patria.
Crecieron las montoneras,
potros, galopes y lanzas.
Vinieron tiempos de siembra,
nació la semilla clara.
Cantó la tierra olorosa.
Florecieron las mañanas.
Y se llenó de cantares
la selva de la guitarra.

Pena de los trovadores
Es pena dulce y amarga:
Dulzura de dar la dicha,
amargor de no lograrla.
Arquitecto de consuelos,
sólo tiene noche larga.
Herida que se hace canto
bajo las estrellas altas,
porque conoce estas cosas
tiene penas la guitarra.


***

+ GUITARRA - 1

***

Este año de 2009 he visto cumplido un deseo que albergaba desde hace años y que no he podido satisfacer hasta ahora por mi trabajo, por falta material de tiempo: sumergirme en el maravilloso mundo de la guitarra y su música.

Y he pensado ir dejando en este blog algunas palabras que poetas y cantautores insignes nos han dejado para referirse a la guitarra.

Empecemos por Federico García Lorca, poeta (España, 1898-1936).

Poemas:

POEMA DE LA GUITARRA

Empieza el llanto
de la guitarra.
Se rompen las copas
de la madrugada.
Empieza el llanto
de la guitarra.
Es inútil callarla.
Es imposible
callarla.
Llora monótona
como llora el agua,
como llora el viento
sobre la nevada.
Es imposible
callarla.
Llora por cosas
lejanas.
Arena del Sur caliente
que pide camelias blancas.
Llora flecha sin blanco,
la tarde sin mañana,
y el primer pájaro muerto
sobre la rama.
¡Oh, guitarra!
Corazón malherido
por cinco espadas.


MEMENTO

Cuando yo me muera,
enterradme con mi guitarra
bajo la arena.

Cuando yo me muera,
entre los naranjos
y la hierbabuena.

Cuando yo me muera.
enterradme si queréis
en una veleta.

¡Cuando yo me muera !


LA GUITARRA

En la redonda encrucijada
seis doncellas bailan.
Tres de carne y tres de plata.
Los sueños de ayer las buscan
pero las tiene abrazadas
un Polifemo de oro ¡La guitarra!


***

dimanche 29 mars 2009

+ POETAS ESPAÑOLES (Soledad Cavero)

***

Soledad Cavero nace en Madrid (1936), donde reside. Colabora en periódicos y revistas literarias con poesía, cuentos y artículos. Sus trabajos están incluidos en varias Antologías y ha realizado lecturas poéticas en España y el extranjero. Se dedica a la formación de profesorado y a fomentar en niños en edad escolar el hábito de la lectura.

-POESÍA:

A través del espejo (1980).
En esa fuente inagotable (1982).
Con los pies descalzos y un paraguas (1987).
Mar verdadero (1990).
Saharazad (1992).
Canto para un violín en fuga (1997).
Soñar es la palabra (2002).

- NARRATIVA:

La rebelión de los cuentos (1996).
Colón y el pirata Barbarroja (2002).

-PREMIOS:

Premio Pablo Neruda de Poesía. California.
Premio Reina Amalia de Poesía Castellana.
Premio Hucha de plata de Narrativa. Concurso Nacional Cajas de Ahorros.
Premio Juegos Florales de Manatí. Puerto Rico.
Premio Zenobia de Poesía.
Premio Nacional Letras de Villancico.
Premio Querido Borges. Mención finalista de Narrativa. California.
Háblame de amor y amistad. Concurso Nacional de Narrativa Telefónica.


Veamos un muestrario de su poesía:

BANCARROTA

Ocurren tantos hechos
en este devanar de la experiencia
que el rumbo de la vida a trompicones
se rompe sin querer en pleno viaje.
Es el cansancio luego lo que queda
lloviéndonos el pulso,
acribillada el ala de los sueños,
en el olvido el niño de la fuente,
en bancarrota el fruto del verano.
La vida,
la vida es la que sufre este delirio
de ríos maltratados por el miedo,
igual que una barcaza
vilmente atravesada por rayos y mareas.
Imprevisibles giros que el tiempo determina,
según cubre el granito las puertas de la sangre
o modifica el eje que remueve
el barro insatisfecho del ocaso.


MI HOMBRO JUNTO AL TUYO

Ahora que la tarde declina en nuestros brazos
y todo entre los árboles parece ya dormido
deja que apoye mi hombro junto al tuyo.
Que juntos recordemos aquellas horas nuestras
sembradas de jardines quemados en la sangre.
Ahora que los días avanzan más deprisa
con una fiera al fondo que afila la tristeza,
desnúdame los ojos de falsos espejismos
y peces de esperanza pintados de abandono.
Que aprenda a navegar el horizonte
allí donde la mar tranquila nos sostiene.
Ahora, amor, que un viento sin salida
penetra hasta los huesos
y tierra, espuma, rosa, playa, bosque,
disfraces son de lluvias pasajeras,
deja que apoye mi hombro junto al tuyo.
Que luzca aquella casa de piedra frente al río
dispuesta a sostenerse en plena nieve,
caliente el corazón bajo tu fuego.


SABRÁS QUE ERES CENIZA

Cuando el amor te hiera en solitario
y en resistencia apenas reconozcas
por qué la muerte con poderes mágicos
te quiere arrebatar la fuente de la vida.
Entonces,
sólo entonces, sabrás que nadie puede
resistir el empuje violento del invierno.
Que el amor nos descubre los lenguajes
nocturnos de la piel y su madera
en la misma espesura de la sangre
donde antes nos sentimos marineros.
Sabrás,
sabrás que eres ceniza, aunque no quiera,
aunque luches por ser en plena llama
y retengas la luz a trompicones,
aún sin zozobrar en el olvido.
Mas podrás repetir otra experiencia
con tu sabia de ayer llena de músicas,
alpinas sensaciones
que sueñan con la rama de un regreso.
El amor siempre canta,
cubre, barre, trasforma o petrifica
cualquier realidad que nos sujete
la flor de la ilusión en desbandada.
Volverá,
volverás por el aire celeste de la tarde
a convocar el mar con voz de niño.
Y se alzarán las olas del incendio
para que tú recuerdes su corazón de escarcha,
onírico el espejo en la memoria.


HUMO

Humo que danza serpentino al viento
hacia dónde traslada
la desvaída forma que alojó la sangre,
hacia qué norte o puerto
arribará el amor ya consumido.
En espiral avanzan
esas cabriolas que al fundirse en vilo
cuanto mayor altura cogen
sin techo quedan en poder del viento.
Y qué silencio el humo en fuga,
qué evanescente rostro tiembla al fondo
de esa unión que al desprenderse vuela
en esos ojos, esas manos, esos labios.
Cómo lejos del fuego el humo llora.


EL PUENTE DEL MISTERIO

Si consiguiera el hombre desvelar ese puente
donde las dos orillas se disputan
a puñetazos nuestro ciclo.
Si ante el filo que protege
la voz desconocida que nos llama
consiguiera enfrentarse con las sombras,
mirar, palpar, adivinar,
ese rostro de piedra en los relojes
cuando más nos aterra su misterio.
Si consiguiera remar la oscuridad que desfigura
ese cruce de trenes
por la trémula estepa de los miedos.
Un puente,
sólo un puente,
con sus ojos de luz mordiéndonos el alma
brillaría al alcance de la mano,
como un barco varado entre dos tiempos,
dos vidas, dos asombros,
en la recta final de una conquista.


UN DIOS A MI MEDIDA

Quisiera edificar un sol con estas manos,
luz que escalando presentidas cumbres
creara ciertas luminarias vivas,
tangibles fuentes de ternura y gozo,
allí donde regresa el hombre nuevo
con ilusión alada
y el corazón trepando bajo nubes.
Sí,
crear un Dios a mi medida,
en mí ardiendo consciente,
elevándose pleno entre mis aguas
para vivirme en él como Absoluto,
como cántico leve que al traspasar barreras,
en el dolor ardido derramase
su sinfonía en mis violines.

***

+ POETAS ESPAÑOLES (Ángela Reyes)

***

Ángela Reyes nació en Jimena de la Frontera, Cádiz, en 1946. Es miembro fundadora de la Asociación Prometeo de Poesía, en la cual colabora desde 1980, y miembro de la Academia Iberoamericana de Poesía y la Asociación "El Foro de la Encina".

Ha publicado tres novelas, cuentos, y diez poemarios.

- NARRATIVA:

Crónicas de un lirista naufragado (1991).
Morir en Troya (1999).
Adiós a las amazonas (2004).
Cuentos de la Arganzuela (2005).

-POESÍA:

Amaranta (1981).
La muerte olvidada (Madrid, 1984).
Labio de hormiga (en colaboración con Juan Ruiz de Torres, 1985).
Viaje a la Mañana (en colaboración con Juan Ruiz de Torres y Alfredo Villaverde, 1987).
Lázaro dudaba (1987).
Cartas a Ulises de una mujer que vive sola (1991).
Breviario para un recuerdo (1993).
Carméndula (2000).

-PREMIOS:

1986: Premio de Poesía San Lesmes (Burgos).
1991: Premio de Poesía Villa La Roda (La Roda).
1991: Premio de Poesía Leonor (Soria).
1994: Premio de Poesía Vicente Gaos, (Valencia).
1999: Premio de narrativa Juan Pablo Forner, (Mérida, Badajoz).
2000: Premio de Poesía Blas de Otero (Majadahonda, Madrid).

Una muestra de su poesía:

AHORA QUE TE HAS IDO
no merece la pena
que vaya junto al biombo a desnudarme,
¬que intencionadamente asome
la pierna tras el raso
ni que en la almohada ponga
una pizca de ajenjo
para excitar la noche.

Ahora que te has ido
La luz se desvanece entre mis iris
y aquí, cerca del vientre,
donde solías desmayar los gozos y el cansancio,
la soledad levanta un puerto
en donde arriban las naves
heridas por carcoma de la pena.


***

ESTÁ MI TIEMPO ACOMODADO
entre el amor y el desaliento.
Cada día,
con la memoria más pequeña
y la mirada más pendiente de la mar,
atiendo la gangrena de esta casa
que se me muere
por donde ayer solíamos
entrecruzar las velas de la carne.

Ya no rezo,
no corrijo la arruga que va del labio al alma,
ni me sorprende si la mano izquierda enloquecida parte
allá donde declinan las palomas.
Todo está por hacer:
desde morir
hasta plegar tu traje que de tanta quietud
se queja de la nuca.
Todo viene bajando por mi espalda
como río que parte hacia lo oscuro,
y quedo sola
sin la vejez de tus zapatos,
sin el olor a sal de tus axilas,
sin tu abrigo muriendo en el perchero.
Quedo sola,
como mujer de la fotografía,
con la raya del pelo bien trazada,
la blusa haciendo frente al tiempo-sepia
y en los párpados,
y en la boca,
dolorida la música que cantan los ausentes.


***

LA TARDE QUE MURIÓ LA NIÑA AZUL
el otoño rozó el bronce de la aldaba.
Quemaba el aire
como beso de novio a punto de partir
y allá,
en ese sitio en donde octubre
le da a la uva su color de incendio,
un perro de testuz viajera
ladró con un sonido casi humano.
Era una tarde
que compartía la vejez con la orfandad de la retama
cuando murió la niña azul.
Su casa daba al mar
y el mar, desarraigando su posición yacente,
llegó tal un muchacho
y le besó en la boca conocida.
Luego,
con ánimo de ir donde ella fuera,
enlutecióse
y no se hizo otra cosa
más que delta viril
que buscaba refugio en su pálido cuello.

(Nada me asusta tanto
como cerrar los ojos
y verlos replegados bajo la misma piel,
yéndose de la mano
para heredar la última sonrisa).


***

EL VERANO ANTERIOR,
Josefina Manresa había comprado
unos metros de encaje de bolillos
y un frasco de almendrado aceite que suavizaba el agua.
Aprendió a empequeñecerse el talle
desde que oyó decir
que por una cintura desvalida
trepaba fácilmente la pasión.

En marzo nueve,
ella había cosido dos diminutos lirios de organdí
en el extremo de sus ligas.
Y en una alcoba no lejana
su camisón de muselina
estaba amaestrado para desabrocharse fácilmente,
para caer rendido al suelo
lleno de pliegues.
También la blusa, y el chaquetón de pana,
y hasta las medias de algodón, sabían
que aquella noche
dormirían mirando a la pared,
apenas se iniciara la más dulce tormenta
bajo la colcha rosa pálido.


***

HAY MUJERES QUE NUNCA SE ASOMARON
a los ojos de un hombre
y viven
sin conocer al ángel-gladiador
que, espada en mano, habita
en la planicie gris de la mirada.
Yo conozco a tu ángel, recolector de menta.
Lo vi en esa noche única,
en una noche que vivirla quisimos otras veces
para enjuagarnos tanta pesadumbre.
Incontenible es su odio
cuando me acerco a ti.
Se alza de tus profundas nieves
para punzarme el vientre,
para clavarme su aguijón más dulce que las moras.
Luego se aleja atesorando heridas,
sabiéndose invencible,
rechazando los haces de carméndulas
que de siempre le ofrezco.

Muérame
si nunca más he de besarte,
si no puedo sorber
la música que llevas en los labios.
Muérame mientras te amo,
aunque su estoque
seccione en dos la yema de mi ombligo
y rueden por la colcha mis lunares gemelos,
y la melaza de mi sangre caiga
mojándole las alas.
Muérame
si no te llamo
con cuatro golpes de agonía,
cuando tu plenitud me colme
y le ángel se adelante por mi preciosa hondura
a más velocidad que el alba horada los postigos.


***

ELLA FUE LA SEÑORA DE LA NOCHE,
la que tasaba al hombre y le medía
el crepúsculo rojo de su vientre
y el sube-y-baja-mar de su entrepierna.
Ella, tan linda,
tuvo todos los hombres que pariera la luna,
y los que dio la tierra.
También los que escupió la mar,
y a los que el tren dejó olvidados
en medio de la noche tan llena de amargura.
A todos ellos tuvo entre sus brazos
entre sus piernas solitarias,
muy dentro de sus medias,
al final del corpiño, donde la luz es grande.
Los tuvo sobre el beso, sobre el pubis,
junto a su cuello de algodón tostado.
A todos poseyó,
y nunca por amor, ni por dinero,
sino por compartir el pan redondo de la risa
y el migajón de la ternura.
Ahora es la vieja del recuerdo
y cría cabras en isla Perejil.
Aquel cordón de seda verde,
que sus amantes
varias vueltas liaban en su talle,
hoy es cuerda que con el cubo va al aljibe,
buscando agua fresca,
cuando la soledad se le acurruca
como un perro en la niña de sus ojos.


***

samedi 28 mars 2009

+ POETAS ESPAÑOLES (Carmen Conde)

***

Poeta, novelista y ensayista española (Cartagena, 1907 – Madrid, 1996).
Su infancia transcurrió en Melilla. Estudió Magisterio y se tituló como Licenciada en Filosofía y Letras.

Como Florentina del Mar firmó varios libros de prosa y de literatura infantil.

Fue la primera mujer española en acceder a un puesto en la Real Academia Española.

Entre los premios obtenidos, se destacan:

Premio de Novela Elisenda de Moncada 1953,
Premio Internacional de Poesía Simón Bolívar 1957,
Premio Doncelen 1960,
Premio Nacional de Literatura 1967.

Su obra poética:

Antolología titulada Obra poética, con obras de 1929-1966.
Publicaciones Brocal , Poemas a María, Corrosión, La noche oscura del cuerpo, En la tierra de nadie , Los poemas del mar Menor, A este lado de la eternidad, Cancionero de la enamorada, El tiempo es un río lentísimo de fuego.

Algunos poemas suyos son:

AUNQUE TE DIGA NO, EMPÉÑATE EN SÍ...

Aunque te diga No, empéñate en Sí,
y si te empujo, procura tú vencerme.
Así que te rechace de mi vida
azotará mi espíritu el perderte.
¡Intuyo que una hoguera tan perfecta
nunca nadie podría ya encenderme...!
Y es duro y es cruel que yo batalle
quitándote de mí. Resueltamente
cortándome de ti, para librarme
de este sordo luchar en que me vences.

Sólo pienso en ti. Repito tu presencia
en un continuado nacer de tus palabras.
Imágenes que son imágenes ya fijas
de tanto recordarlas me turban y enloquecen.
Te veo como un día que fuiste una brevísima
criatura sorprendida por labios repentinos.
Te veo en alta noche, temiendo que tus ojos
mintieran por amor que era yo la que buscabas.

Oh, cómo te contemplo, oh, cómo te persigo;
das vueltas en el aire en rueda que no para!
Yo sólo pienso en ti. Te odio. Te deseo.
Libértame de verte en todo lo que miro;
auséntame de ti, martirizante imagen,
¡que te ven en mis ojos anhelantes, los ciegos!
Tus ojos son las fuentes donde beben los tigres,
que cuando tienen sed no respetan las selvas;
y arrancan, mientras rugen, esas flores sencillas
que entre el romero mueven su poderoso olor.

A tus ojos se vuelcan las entrañas del monte,
y por nacer en ellas, oh, líquido delgado,
consienten que las lenguas vellosas de las fieras,
lamiéndolos con furia, sequen ríos de ojos.

Tanto como el romero florido, cuyo aceite
persistirá en la piel de los fieros sedientos,
huelen cortas raíces y esbeltos anticipos
de las flores oscuras del secreto deseo...

La luna se deshoja como un ave en tu agua.
A los tigres con celo esa luz los persigue
como loco fantasma de una caza suprema
que en el río, tus ojos, es posible alcanzar.

Tengo frío ante ti. Porque fuentes tan frías
no se encienden sin ángel que su calor otorgue.
Y ese ángel que a ti, a tus charcas bajara,
no lo oigo cantar ni lo siento fluir.

¡Ah, tus tigres con sed! Déjalos que nos beban,
y cuando ya mi boca reseca se deshaga,
suéltalos sobre mí, no detengas su ataque:
¡para tus fieras tengo una cierva en mi cuerpo!

Dejarte perder me duele, porque duele en la tierra
que una raíz se seque sin romperse en el tallo
y alumbrar en la flor, para que el aire sepa
lo que la tierra sabe, porque tuvo raíces.

Resignarme a que fluyas por otros cauces, me duele;
porque yo soy un cauce del grueso de tu fuente.
Y para correr en otros tendrás que derramarlos
o que volcarte hondo, rompiéndolos por dentro.

Es que soy tu medida, es que ninguna tierra
será capaz de darte lo que yo te daría,
si en lugar de negarme a que germines, corras,
yo te hiciera mi agua, calentara tu grano.

¡Qué delirio de fuerza que se opone a tu empuje;
qué frenética para que no quiere cedérsete!


DOMINIO

Necesito tener el alma mansa
como una triste fiera dominada,
complacerle con púas la tersura
de su piel deslumbrada en mansedumbre.

Es preciso domarla, que su fiebre
no me tiemble en la sangre ni un minuto.
Que la aneguen los fuegos del aceite
más espeso de horror, y que resista.

¡Oh, mi alma suave y sometida,
dulce fiera encerrándose en mi cuerpo!
Rayos, gritos, helor, y hasta personas
acuciándola a salir. Y ella, oscura.

Yo te pido, amor, que me permitas
acabar con mi tigre encarcelado.
Para darte (y librarme de esta furia),
una quieta fragancia inmarchitable.


HALLAZGO

Desnuda y adherida a tu desnudez.
Mis pechos como hielos recién cortados,
en el agua plana de tu pecho.
Mis hombros abiertos bajo tus hombros.
Y tú, flotante en mi desnudez.
Alzaré los brazos y sostendré tu aire.
Podrás desceñir mi sueño
porque el cielo descansará en mi frente.
Afluentes de tus ríos serán mis ríos.
Navegaremos juntos, tú serás mi vela,
y yo te llevaré por mares escondidos.
¡Qué suprema efusión de geografías!
Tus manos sobre mis manos.
Tus ojos, aves de mi árbol,
en la yerba de mi cabeza.


AUSENCIA DEL AMANTE

He vuelto por el camino sin hierba.
Voy al río en busca de mi sombra.
Qué soledad sellada de luna fría.
Qué soledad de agua sin sirenas rojas.
Qué soledad de pinos ácidos errantes...
Voy a recoger mis ojos
abandonados en la orilla.


CONFUSIÓN

Ahora empezarás, mi vida,
a no dejarme vivir.
A que los días y sus noches sólo sean
el ahogo feroz de tu encuentro.
De tu incorporación a mí,
de tu revestimiento de mí.
A que mi sangre no sepa detenerse sola,
y se arroje a la tuya, a ti,
con la furiosa alegría de amarte,
del éxtasis de saberse tuya;
y de la angustia,
del tremendo milagro oscuro
¡que es pertenecerte!

Ahora sí; ahora.
Cuando no me busca nadie, ni yo busco.
Porque tu voz llena de altos ecos la tierra,
y tu olor los jardines más sombríos,
y de tu pecho caen las campanas de mis deseos
de ti, de mí que por ti me recobro
y aprendo, vida mía, alma mía, amor,
que es verdad que soy de carne,
que es verdad que duelo,
y gozo, y sufro, y grito
porque soy tuya.

¡Momento agotado del mundo,
éste en que te sé lejos de mí!

Apúralo todo, regresa a nuestro abismo
y déjame en ti sumida,
fuerza que se te dio sin lágrimas
de rebeldía; aunque con llanto de violencia
por verse tuya,
yo que no era de nadie,
¡ni siquiera mía nunca!,
esclava tuya, entregada tuya, amante.


ENTREGA

Guardaré mi voz en un pozo de lumbre
y será crepúsculo toda la vida.
Ya girarán más leves los cuchillos
porque no encontrarán dónde herirme.
Erguida de rocíos negros,
para ti cantaré.
¡Que no me busquen los sin vista,
que no me llamen los ahogados,
que no me sientan los que huyo!
A mi soledad de reflejos,
amor,
sólo tú.


NO SÉ SI ERES VERDAD…

No sé si eres verdad cuando pareces
una forma posible en mi presencia;
posible de cogerte, de tomarte,
bebiéndome tu ser como un deseo.

Te tuve yo conmigo en largos sueños,
hiciste para mí hondos viajes.
La nave de tu voz se hundió conmigo
en mar del que no salvan ni los ángeles.

¡Qué enorme es el naufragio de tu cuerpo
pensándotelo yo, la ahogada tuya!
¡Qué espeso es el murmullo de tu boca
pegándose al ahogo de mi pecho!
Acaso no eres tú quien vino y dijo...
¿Conozco la distancia entre tus venas?
¡Soy niebla para ti, soy pasajera,
fantasma de tus ojos habitados!

Abierto quedará para que vengas
y pises sus arenas de milagro,
un camino de amor nunca vivido
que pudo ser tu patria o tu destierro.


YO NO TE PREGUNTO ADÓNDE ME LLEVAS

Yo no te pregunto adónde me llevas.
Ni por qué.
Ni para qué.
¿Tú quieres caminar?, pues yo te sigo.

Llevo luceros, luceros, en la mano derecha. Y llevo estrellas,
estrellas, en la mano izquierda.
Dime, hombre de todas las noches de luna, ¿qué mano va a
besarme?

¿Por qué me has quitado tus manos, tanto y tan bien como
acariciaban mi frente?
Para que me quisieras otra vez, te regalaría un collar de
islas, un sistema nervioso de horizontes.
¡Me abriría, para ti, todas las mañanas en tus labios!

Yo soy más fuerte que tú, porque me apoyo en ti.

¡Asómate a mí, que soy una torre!
¡Asómate a mí: soy aquella palmera de tu huerto, que latía
contigo!
¡Echa al aire mis campanas y mis palmas!
Yo soy tu panorama.


***

vendredi 27 mars 2009

+ POETAS ESPAÑOLES (Ernestina de Champourcín)

***

Poetisa nacida en Vitoria, Álava, en 1905.

Su infancia transcurrió en Madrid, en donde cursó sus estudios.

Se inició en la poesía y contrajo matrimonio con Juan José Domenchina, poeta también y secretario durante la guerra del presidente Manuel Azaña.

Fue discípula de Juan Ramón Jiménez y estuvo unida por estilo y amistad a los poetas de la Generación del 27.

Mencionaremos de su obra:

En silencio, 1926
Ahora, 1928
La voz en el tiempo, 1931
Cántico inútil, 1936.

En 1939 partió a México donde publicó:

Poemas del ser y del estar, 1972,
Huyeron todas las islas, 1988
Del vacío y sus dones, 1993
Presencia del Pasado, 1996.

Sólo a partir de 1989 se inició el reconocimiento de su obra, con galardones tan importantes como:

Premio Euskadi de Poesía
Premio Mujer Progresista
Nominación al Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1992
Medalla al Mérito Artístico del Ayuntamiento de Madrid en 1997.


Murió en Madrid en marzo de 1999, a la edad de 94 años.

He aquí una muestra de sus poemas:

ENTREGA

Iré a tus manos, limpia, indemne, sin memoria,
renacida de ti y ajena a lo tuyo,
iré a tus manos casta,
desnuda de tus besos.
Sentirás al ceñirme que una rosa de nieve
insinúa en tus palmas su gélida caricia.
Seré para tu cuerpo el lino apaciguante
que sana y que perdona.
¡Deja que vaya en ti más allá de lo mío,
que abandone mi ser por la gloria del tuyo!
¡Aunque me huyas siempre,
iré a tus manos, muerta!


LA VOZ DEL VIENTO

Búscame en ti. La flecha de mi vida
ha clavado sus rumbos en tu pecho
y esquivo entre tus brazos el acecho
de las cien rutas que mi paso olvida.
Despójame del ansia desmedida
que abrasaba mi espíritu en barbecho.
El roce de tus manos ha deshecho
la audacia de mi frente envanecida.
Navegaré en tus pulsos. Dicha inerte
del silencio total. Ávida muerte
donde renacen, tuyos, mis sentidos.
Ahoga entre tus labios mi tristeza,
y esta inquietud punzante que ya empieza
a taladrar mi sien con sus latidos.


LOS ÁRBOLES CONTIGO...

¡Los árboles contigo!
Masas de hojas verdes traspasadas de luz
y mi nombre allá lejos,
murmurando allá lejos
a la orilla del mar por voces que no saben
qué página de un libro
me estalla entre los labios.


AMOR

Puliré mi belleza con los garfios del viento.
Seré tuya sin forma, hecha polvo de aire,
diluida en un cielo de planos invisibles.
Para ti quiero, amado, la posesión sin cuerpo,
el delirio gozoso de sentir que tu abrazo
solo ciñe rosales de pura eternidad.
Nunca podrás tenerme sin abrir tu deseo
sobre la desnudez que sella lo inefable,
ni encontrarás mis labios
mientras algo concreto enraíce tu amor...
¡Que tus manos inútiles acaricien estrellas!
No entorpezcan besándome la fuga de mi cuerpo.
¡Seré tuya en la piel hecha fuego de sol.


NO FUE PARA MÍ...

No fue para mí...
Ya lo suponía.
Pero sé engañarme
tan bien con mentiras
y jugar al juego
de la falsa dicha,
que a veces me olvido
-ya ves si soy niña-
que estaba jugando
a que me querías.


TE ESPERARÉ APOYADA EN LA CURVA DEL CIELO

Te esperaré apoyada en la curva del cielo
y todas las estrellas abrirán para verte
sus ojos conmovidos.
Te esperaré desnuda.
Seis túnicas de luz resbalando ante ti
deshojarán el ámbar moreno de mis hombros.
Nadie podrá mirarme sin que azote sus párpados
un látigo de niebla.
Sólo tú lograrás ceñir en tus pupilas
mi sien alucinada
y mis manos que ofrecen su cáliz entreabierto
a todo lo inasible.
Te esperaré encendida.
Mi antorcha despejando la noche de tus labios
libertará por fin tu esencia creadora.
¡Ven a fundirte en mí!
El agua de mis besos, ungiéndote, dirá
tu verdadero nombre.


AMBICIÓN

¡Quisiera ser viento!
Ráfaga tendida
que arrastra en su beso
el polvo y la nube,
la rosa, el lucero...
-No brisa apacible
que finge despechos
y siembra caricias-.
Yo quiero ser fuego,
volcán de aire rojo
que incendie el secreto
de todas las ramas
y todos los pechos;
aquilón desnudo,
huracán de acero,
fragua donde forjan
su actitud los cuerpos.
¡Cuando voy a ti,
quisiera ser viento
para arrebatarte
más allá del cielo!


NECESITO TU AMOR

Necesito tu amor. Dámelo un día,
aunque sea muy cerca de la muerte.
Dios dudará dónde está el cielo al verte
brizando con tus besos mi agonía.

Olvidaré mi angustia y la porfía
de los que me vejaron por quererte.
He de vivir hasta el final la suerte
que en ti puso mi pena y mi alegría.

Cuando mi boca ya no se estremezca
bajo tus labios, y la noche crezca
nublando la tersura de mi frente,

prolonga aún la gloria de tu abrazo.
¡Quisiera eternizar el firme lazo
que estrechan tus caricias lentamente!


***

jeudi 26 mars 2009

+ POETAS ESPAÑOLES (Concha Méndez)

***

Presentamos hoy al lector la estampa de una mujer singular que rompió tabúes con su conducta social en su época.

Nacida en Madrid en 1898, se educó en un colegio francés cuya influencia se observó en sus primeros versos.

Veraneando en San Sebastián, con 19 años, conoce a Luis Buñuel, y, durante cinco años, serán novios. Ese noviazgo, y la amistad con Alberti y Lorca, la unirán al grupo Generación del 27.

Viaja por varios paises, destacando Inglaterra y Argentina. Conoce a Manuel Altolaguirre en 1931, un año más tarde se casan y viven, de 1933 a 1935, en Londres, donde nace su hija Paloma.

Junto con su marido contribuye a la difusión de la obra del grupo Generación del 27, editando colecciones de poesías y revistas como Poesía, Héroe, 1616, y Caballo verde para la poesía.

Se exilian tras la guerra civil a París, y La Habana, aquí hasta 1943. Un año después llegan a México donde se separan. Muere en México en 1986.

Obras:

La caña y el tabaco (Inédita)
Inquietudes, 1926
Surtidor, 1928
El ángel cartero, 1929
Canciones de mar y tierra, 1930
El personaje presentido, 1931
Vida a vida, 1932
Ha corrido una estrella, 1933-1935, 1935
El pez engañado, 1933-1935, 1935
El carbón y la rosa, 1935
Niño y sombras, 1936
Prólogo de El solitario (El nacimiento), 1938
Lluvias enlazadas, 1939.


Muestra de algunos de sus poemas:

ERAN VERDES COMO UN MAR...

Eran verdes como un mar,
con reflejos de alto cielo.
-¡Qué bien sabían mirar!-
unos ojos que recuerdo.

En la penumbra lucían
con una luz de misterio,
como dos claros abismos
abiertos a mil deseos.

Muchas horas tuve cerca
los ojos verdes aquellos,
que implorantes me miraban
¡y yo hacia por no verlos!

Y hoy que mirarlos quisiera,
están tan lejos..., ¡tan lejos!


LA RISA

Alguien dijo que «la risa
es la gran enterradora».
Algo se me está enterrando
porque río a todas horas.


LOS BRAZOS QUE TE HAN LLEVADO...

Los brazos que te han llevado,
no te dejan escapar
para volver a mi lado.

Nos separa un ancho mar
de difíciles tormentas,
y náufrago has de llegar,
si es que vuelves a mi puerta,
para quererte salvar.

Brazos que te sujetaron
para alejarte de mí,
¡a mí sí que me salvaron!...

Cuando ya no sepa de ti
¡qué bien estaré en la vida!,
cuando ya no sepa de ti.

Cuando no vuelvas a verme
y mis horas sean mías
y yo vuelva a ser quien era
lejos de tu compañía:

Cuando no te vean mis ojos,
¡qué bien me sabrá la vida!
No faltará quien se alegre...
Unos, porque no me quieran,
y alguna porque me quiere...

Tan sola no me has dejado,
que estoy conmigo y me basta
-igual que siempre lo he estado...


NI ME ENTIENDO NI ME ENTIENDEN...

Ni me entiendo ni me entienden;
ni me sirve alma ni sangre;
lo que veo con mis ojos
no lo quiero para nadie.

Todo es extraño a mí misma,
hasta la luz, hasta el aire,
porque ni acierto a mirarla;
ni sé cómo respirarle.

Y si miro hacia la sombra
donde la luz se deshace,
temo también deshacerme
y entre la sombra quedarme
confundida para siempre
en ese misterio grande.


VEN A MÍ QUE VAS HERIDO...

Ven a mí que vas herido
que en este lecho de sueños
podrás descansar conmigo.

Ven, que ya es la media noche
y no hay reloj del olvido
que sus campanadas vierta
en mi pecho dolorido.


***

mercredi 28 janvier 2009

+ POETAS ESPAÑOLES (José Bergamín)

***

Poeta, ensayista y dramaturgo español. (Madrid, 1895 – Fuenterrabía, 1983).
Mantuvo una amistad intensa con Juan Ramón Jiménez y Miguel de Unamuno y fue discípulo de éste.

Estuvo íntimamente ligado a la Generación del 27, entre otras facetas, como editor.

Maestro de la paradoja, se dice de él que fue un auténtico fantasma en el mundo cultural español.

Tiene como temas favoritos los mitos literarios españoles, el Siglo de Oro, la mística, la política y la tauromaquia.

Escritor comprometido políticamente.

De entre su obra poética podemos citar:

Desvarío sentimental
Claridad desierta
Apartada orilla
Rimas y sonetos rezagados
Duendecitos y coplas
El otoño y los mirlos
Velado desvelo.


Dejamos aquí algunos de sus poemas:

AGUA SÓLO ES EL MAR; AGUA ES EL RÍO…

AGUA solo es el mar; agua es el río,
agua el torrente, y agua el arroyuelo.
Pero la voz que en ellos habla y canta
no es del agua, es del viento.
Agua es la blanda nieve silenciosa
y el mundo bloque de cristal de hielo.
Pero no es agua, es luz la voz que calla
maravillosamente en su silencio.
Agua es la nube oscura y silenciosa,
errante prisionera de los cielos.
Pero su sombra, andando por la tierra
y el mar; no es agua, es sueño.


(Rimas y sonetos rezagados)

***

A Rafael Alberti.

EUROPA no habla griego, que habla gringo
creyendo que está hablando el europeo:
Babélico balido y balbuceo
que se americaniza de vikingo.
Nunca sonó un imperio carolingo
tan incontinental cocacoleo.
Ni encontró un Bonaparte a su deseo
tal respuesta, responso, ni respiro.
Respuesta que es apuesta y desatina.
Responso a la difunta Gran Bretaña.
Respingo que lo da quien más se empina.
Y mientras se la ignora o se la extraña
a una Europa, que, al serlo, fue latina,
ya no se habla en cristiano ni en España.


(Rimas y sonetos rezagados)

***

La vida es nuestra pasión.
La verdad, nuestra razón.
(Cuando de verdad queremos ―lo que de vida sonamos—
La verdad, la padecemos, ―la vida, la razonamos.)
La vida es nuestra razón.
La verdad, nuestra pasión.


(Duendecitos y coplas)

***

LA vejez es una máscara:
Si te la quitas, descubres
el rostro infantil del alma.
La niñez te va siguiendo
durante toda la vida.
Pero ella va más despacio
y tú andas siempre de prisa.
Cuando la vejez te llega,
no es que vuelves a la infancia,
Es que moderas el paso
y al fin la niñez te alcanza.


(Rimas y sonetos rezagados)

***

SUENA tu voz lo mismo que un lamento
o que un grito perdido en lejanía;
como una luz que hiere el horizonte
y lo abre a soledades infinitas.
Es penumbrosa claridad el sosiego
de la tarde. La lumbre mortecina
de tu alma, pelea con las sombras
del tiempo, que la cubren de ceniza.
Los ecos del silencio hasta tu oído
unos pasos lejanos aproximan.
Y es otra muda voz la de la sangre
que en tu cansado corazón palpita.


(Del otoño y los mirlos)

***

EPÍLOGO DE DOBLE ESTÍO

Este callado arder de oculto fuego
en que, sonando, el alma se ensimisma,
es cenicienta, remansada lumbre,
o llama que me punza y me lastima.
Siento que se separan mis recuerdos
de un solo recordar que los olvida:
Que una sola esperanza me separa
de tantas esperanzas ya perdidas.
Y el punzante dolor me va clavando,
como un latido, su aguzada espina,
que, al encontrar mi llaga más secreta,
por el herido corazón respira.


(Rimas y sonetos rezagados)

***

COMO quien oye llover
te pido que oigas mis versos:
Con atención tan profunda
como se escucha el silencio.
Como se escucha a los arboles
cuando los menea el viento,
y caer, como hojas secas,
las horas muertas del tiempo.
Como el crepitar sonoro
de las llamas en el fuego,
y en los cielos el callado
arder de los astros muertos.


(Apartada orilla)

***

AL VOLVER

Aquí nació mi vida a la esperanza
y aquí esperé también que moriría;
ahora que vuelvo aquí, parecería
que el tiempo me persigue y no me alcanza.

Detiene otoño el paso a la mudanza
que en la luz, en el aire se extasía;
los árboles son llamas, su alegría
enciende ya mi bienaventuranza.

Todo pasó. Todo quedó lo mismo:
como si en este otoño floreciera,
ardiendo en el fulgor de su espejismo,

última para mí, la primavera;
abismo del no ser al ser abismo,
la eternidad del tiempo prisionera.


***

+ POETAS ESPAÑOLES (Gerardo Diego)

***

Gerardo Diego Cendoya (1896-1987). Poeta, nacido en Santander. Impulsor de la generación del 27. Miembro de la Real Academia Española. Catedrático de Lengua y Literatura en varios institutos españoles. Conferenciante, crítico literario, musical y taurino, columnista en diversos periódicos. Premio Nacional de Literatura en 1925. Premio Cervantes 1979.

Su poesía abarca temas variados.

Su mejor soneto, según los especialistas, es el siguiente:

Enhiesto surtidor de sombra y sueño
que acongojas el cielo con tu lanza.
Chorro que a las estrellas casi alcanza
devanado a sí mismo en loco empeño.
Mástil de soledad, prodigio isleño;
flecha de fe, saeta de esperanza.
Hoy llegó a ti, riberas del Arlanza,
peregrina al azar, mi alma sin dueño.
Cuando te vi, señero, dulce firme,
qué ansiedades sentí de diluirme
y ascender como tú, vuelto cristales,
como tú, negra torre de arduos filos,
ejemplo de delirios verticales,
mudo ciprés en el fervor de Silos.


(El ciprés de Silos).

***

Tiene bellos poemas románticos. Algunos de los que me gustaron fueron:

Tú y tu desnudo sueño. No lo sabes.
Duermes. No. No lo sabes. Yo en desvelo,
y tú, inocente, duermes bajo el cielo.
Tú por tu sueño, y por el mar las naves.
En cárceles de espacio, aéreas llaves
te me encierran, recluyen, roban. Hielo,
cristal de aire en mil hojas. No. No hay vuelo
que alce hasta ti las alas de mis aves.
Saber que duermes tú, cierta, segura
- cauce fiel de abandono, línea pura -,
tan cerca de mis brazos maniatados.
Qué pavorosa esclavitud de isleño,
yo, insomne, loco, en los acantilados,
las naves por el mar, tú por tu sueño.


(Insomnio).

***

Dentro, en tus ojos, donde calla y duerme
un palpitar de acuario submarino,
quisiera - licor tenue al difumino -
hundirme, decantarme, adormecerme.
Y a través de tu espalda, pura, inerme,
que me trasluce el ritmo de andantino
de tu anhelar, si en ella me reclino,
quisiera trasvasarme y extenderme.
Multiplicar mi nido en tus regazos
innumerables, que al cerrar los brazos
no encontrases mi carne, en ti disuelta.
Y que mi alma, en bulto y tacto vuelta,
te resbalase en torno, transparente
como tu frente, amor, como tu frente.


(Amor).

***

Una a una desmonté las piezas de tu alma.
Vi cómo era por dentro:
sus suaves coyunturas,
la resistencia esbelta de sus trazos.
Te aprendí palmo a palmo.
Pero perdí el secreto
de componerte.
Sé de tu alma menos que tú misma,
y el juguete difícil
es ya insoluble enigma.


(Una a una desmonté las piezas de tu alma).

***

Déjame acariciarte lentamente,
déjame lentamente comprobarte,
ver que eres de verdad, un continuarte
de ti misma a ti misma extensamente.

Onda tras onda irradian de tu frente
y mansamente, apenas sin rizarte,
rompen sus diez espumas al besarte
de tus pies en la playa adolescente.

Así te quiero, fluida y sucesiva,
manantial tú de ti, agua furtiva,
música para el tacto perezosa.

Así te quiero, en límites pequeños,
aquí y allá, fragmentos, lirio, rosa,
y tu unidad después, luz de mis sueños.


(Sucesiva)

***

+ POETAS ESPAÑOLES (Manuel Altolaguirre)

***

Manuel Altolaguirre Bolín (1905-1959), poeta nacido en Málaga. Licenciado en Derecho, ejerció brevemente. Premio Nacional de Literatura 1933. Destacó como impresor de la obra de eminentes poetas. Fundó y dirigió, junto a su esposa, la poetisa Concha Méndez, diferentes revistas literarias.

La guerra civil le hizo partir al exilio, viviendo en Cuba y posteriormente en México, continuando su labor como editor. Finalizó sus días como guionista, productor y director cinematográfico. A su regreso a España, en 1959, falleció en un trágico accidente de automóvil.

Fue el benjamín de la generación del 27. Sus poemas cantan al amor, la soledad, la muerte, con tonos calificados de románticos.

Algunos poemas que me gustaron:

Las barcas de dos en dos,
como sandalias del viento
puestas a secar al sol.

Yo y mi sombra, ángulo recto.
Yo y mi sombra, libro abierto.

Sobre la arena tendido
como despojo del mar
se encuentra un niño dormido.

Yo y mi sombra, ángulo recto.
Yo y mi sombra, libro abierto.

Y más allá, pescadores
tirando de las maromas
amarillas y sabores.

Yo y mi sombra, ángulo recto.
Yo y mi sombra, libro abierto.


(La playa).

***

Era mi dolor tan alto,
que la puerta de la casa,
de donde salí llorando,
me llegaba a la cintura.

¡Qué pequeños resultaban
los hombres que iban conmigo!
Crecí como una alta llama
de tela blanca y cabellos.

Si derriban mi frente
los toros bravos saldrían,
luto en desorden, dementes,
contra los cuerpos humanos.

Era mi dolor tan alto,
que miraba al otro mundo
por encima del ocaso.


(Era mi dolor tan alto).

***

El alma es igual que el aire.
con la luz se hace invisible,
perdiendo su honda negrura.
Sólo en las profundas noches
son visibles alma y aire.
Sólo en las noches profundas.

Que se ennegrezca tu alma
pues quieren verla mis ojos.
Oscurece tu alma pura.
Déjame que sea tu noche,
que enturbie tu transparencia.
¡Déjame ver tu hermosura!


(Noche).

***

Quiero vivir para siempre
en torre de tres ventanas,
donde tres luces distintas
den una luz a mi alma.

Tres personas y una luz
en esa torre tan alta.

Aquí abajo, entre los hombres,
donde el bien y el mal batallan,
el dos significa pleito,
el dos indica amenaza.

Quiero vivir para siempre
en torre de tres ventanas.


(Trino).

***

+ POETAS ESPAÑOLES (Gabriel Celaya)

***

Ingeniero Industrial de profesión, nacido en Hernani, Guipúzcoa, en 1911, su nombre era Rafael Gabriel Juan Múgica Celaya Leceta. Falleció el 1991. Firmaba su poesía como Rafael Múgica, Juan de Leceta o Gabriel Celaya. Conoció a Federico García Lorca en la Residencia de Estudiantes entre 1927 y 1935. En 1986 consiguió el Premio Nacional de las Letras Españolas. Cultivó diversos estilos de poesía.

En su obra encontramos:

Marea del silencio
La soledad cerrada
Movimientos elementales
Tranquilamente hablando (como Juan de Leceta)
Las cosas como son
Las cartas boca arriba
Lo demás es silencio
Cantos Íberos
Campos semánticos
Itinerario poética.


Algunos poemas:

CUÉNTAME CÓMO VIVES, CÓMO VAS MURIENDO…

Cuéntame cómo vives;
dime sencillamente cómo pasan tus días,
tus lentísimos odios, tus pólvoras alegres
y las confusas olas que te llevan perdido
en la cambiante espuma de un blancor imprevisto.

Cuéntame cómo vives;
ven a mí, cara a cara;
dime tus mentiras (las mías son peores),
tus resentimientos (yo también los padezco),
y ese estúpido orgullo (puedo comprenderte).

Cuéntame cómo mueres;
nada tuyo es secreto:
la náusea del vacío (o el placer, es lo mismo);
la locura imprevista de algún instante vivo;
la esperanza que ahonda tercamente el vacío.

Cuéntame cómo mueres;
cómo renuncias -sabio-,
cómo -frívolo- brillas de puro fugitivo,
cómo acabas en nada
y me enseñas, es claro, a quedarme tranquilo.

***


DESPEDIDA

Quizás, cuando me muera,
dirán: Era un poeta.
Y el mundo, siempre bello, brillará sin conciencia.

Quizás tú no recuerdes
quién fui, mas en ti suenen
los anónimos versos que un día puse en ciernes.

Quizás no quede nada
de mí, ni una palabra,
ni una de estas palabras que hoy sueño en el mañana.

Pero visto o no visto,
pero dicho o no dicho,
yo estaré en vuestra sombra, ¡oh hermosamente vivos!

Yo seguiré siguiendo,
yo seguiré muriendo,
seré, no sé bien cómo, parte del gran concierto.


***

EL TOQUE DELICADO

Si toco en mi dolor, todo lo siento
mío, mío, perdido vagamente.
Si toco en el dolor mas de repente
me vuelvo a las estrellas y a lo bello,
yo siento el corazón que aquí me quema
como un mero detalle en el sistema.


***

TUS GRITOS Y MIS GRITOS EN EL ALBA

Tus gritos y mis gritos en el alba.
Nuestros blancos caballos corriendo
con un polvo de luz sobre la playa.
Tus labios y mis labios de salitre.
Nuestras rubias cabezas desmayadas.
Tus ojos y mis ojos,
tus manos y mis manos.
Nuestros cuerpos
escurridizos de algas.
¡Oh amor, amor!
Playas del alba.


***

SALPICADA DE ESPUMA

Salpicada de espuma, de salitre,
desnuda, desde el mar,
viene gritando:
La vida, sí, la vida misma:
¡Un delirio por los prados!
Desde mi ventana blanca,
con los brazos extendidos,
la estoy llamando con voces
de un ardor desmelenado.
Salpicada de espuma, de salitre,
desnuda, por los campos,
va gritando.
¡La vida, sí, la vida misma!
Pálido y alto, callado,
la mira pasar llorando.


***

LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE FUTURO

Cuando ya nada se espera personalmente exaltante,
mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia,
fieramente existiendo, ciegamente afirmado,
como un pulso que golpea las tinieblas,

cuando se miran de frente
los vertiginosos ojos claros de la muerte,
se dicen las verdades:
las bárbaras, terribles, amorosas crueldades.

Se dicen los poemas
que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados,
piden ser, piden ritmo,
piden ley para aquello que sienten excesivo.

Con la velocidad del instinto,
con el rayo del prodigio,
como mágica evidencia, lo real se nos convierte
en lo idéntico a sí mismo.

Poesía para el pobre, poesía necesaria
como el pan de cada día,
como el aire que exigimos trece veces por minuto,
para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica.

Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan
decir que somos quien somos,
nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.
Estamos tocando el fondo.

Maldigo la poesía concebida como un lujo
cultural por los neutrales
que, lavándose las manos, se desentienden y evaden.
Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.

Hago mías las faltas. Siento en mí a cuantos sufren
y canto respirando.
Canto, y canto, y cantando más allá de mis penas
personales, me ensancho.

Quisiera daros vida, provocar nuevos actos,
y calculo por eso con técnica qué puedo.
Me siento un ingeniero del verso y un obrero
que trabaja con otros a España en sus aceros.

Tal es mi poesía: poesía-herramienta
a la vez que latido de lo unánime y ciego.
Tal es, arma cargada de futuro expansivo
con que te apunto al pecho.

No es una poesía gota a gota pensada.
No es un bello producto. No es un fruto perfecto.
Es algo como el aire que todos respiramos
y es el canto que espacia cuanto dentro llevamos.

Son palabras que todos repetimos sintiendo
como nuestras, y vuelan. Son más que lo mentado.
Son lo más necesario: lo que no tiene nombre.
Son gritos en el cielo, y en la tierra son actos.


***

EN EL FONDO DE LA NOCHE TIEMBLAN LAS AGUAS DE PLATA

En el fondo de la noche tiemblan las aguas de plata.
La luna es un grito muerto en los ojos delirantes.
Con su nimbo de silencio
pasan los sonámbulos de cabeza de cristal,
pasan como quien suspira,
pasan entre los hielos transparentes y verdes.
Es el momento de las rosas encarnadas y los puñales de acero
sobre los cuerpos blanquísimos del frío.

En el fondo de la noche tiembla el árbol del silencio;
los hombres gritan tan alto que solo se oye la luna.

Es el momento en que los niños se desmayan sobre los pianos,
el momento de las estatuas en el fondo transparente de las aguas,
el momento en que por fin todo parece posible.
En el fondo de la noche tiembla el árbol del silencio.

Decidme lo que habéis visto los que estabais con la cabeza vuelta.
La quietud de esta hora es un silencio que escucha,
el silencio es el sigilo de la muerte que se acerca.
Decidme lo que habéis visto.
En el fondo de la noche
hay un escalofrío de cuerpos ateridos.


***

ESPAÑA EN MARCHA

Nosotros somos quien somos.
¡Basta de Historia y de cuentos!
¡Allá los muertos! Que entierren como Dios manda a sus muertos.

Ni vivimos del pasado,
ni damos cuerda al recuerdo.
Somos, turbia y fresca, un agua que atropella sus comienzos.

Somos el ser que se crece.
Somos un río derecho.
Somos el golpe temible de un corazón no resuelto.

Somos bárbaros, sencillos.
Somos a muerte lo ibero
que aún nunca logró mostrarse puro, entero y verdadero.

De cuanto fue nos nutrimos,
transformándonos crecemos
y así somos quienes somos golpe a golpe y muerto a muerto.

¡A la calle!, que ya es hora
de pasearnos a cuerpo
y mostrar que, pues vivimos, anunciamos algo nuevo.

No reniego de mi origen,
pero digo que seremos
mucho más que lo sabido, los factores de un comienzo.

Españoles con futuro
y españoles que, por serlo,
aunque encarnan lo pasado no pueden darlo por bueno.

Recuerdo nuestros errores
con mala saña y buen viento.
Ira y luz, padre de España, vuelvo a arrancarte del sueño.

Vuelvo a decirte quién eres.
Vuelvo a pensarte, suspenso.
Vuelvo a luchar como importa y a empezar por lo que empiezo.

No quiero justificarte
como haría un leguleyo.
Quisiera ser un poeta y escribir tu primer verso.

España mía, combate
que atormentas mis adentros,
para salvarme y salvarte, con amor te deletreo.


***

VEN, MIGUEL

Han llamado a la puerta, y no, no era Miguel
tampoco esta vez. ¿Por qué no viene, por qué
es imposible que venga? Le estoy esperando siempre
para hablar como tan sólo podría hablar con él.
¡Le necesito tanto! Porque él resolvería
con un solo zarpazo lo que no logro entender.
Han cambiado los tiempos, ¡vaya si lo sé!,
y ahora está tan de moda jugar al ajedrez
que añoro aquella furia solar y aquel tajante
distinguir al ibero toro del manso buey.
Barajo y más barajo sus versos abrasados
mas su verdad radiante despierta aún más mi sed
de tenerle aquí al lado, para luchar, y ser.


***

SE HABLA DE DIOS

No hablamos de problemas
Hablamos de dinero.
No hablamos de dinero.
Hablamos de salarios.
No hablamos de salarios.
Hablamos por lo bajo
de lo que llaman alto.

.............................¡Dios!

Por ejemplo: hay que comer.
Mas comer mal no nos basta.
Por ejemplo: hay que dormir.
Mas dormir solos no basta,
porque vienen los rebaños
de ideas amontonadas.
Y piensa que piensa, ¡y vaya!

............................¡Dios!

Pero comer y dormir,
pero revolver la vida,
pero vivir por las buenas
según mi amor, bien agita,
es remover todo el mundo
por lo grande, con la chica,
y alterar lo que dormita.

............................¡Dios!

Hoy, pensando con dolor,
yo me pregunto por Dios.
¿Es un lírico recurso
con puntos de admiración?
Y si va, y luego resulta
que tiene una solución.
Y si es así, ¿a qué el suspense?

............................¡Dios!


***