samedi 5 janvier 2008

+ OTROS LIBROS

***

Superado ya el grueso de las fiestas navideñas en que por razones de edad y de higiene mental se ve uno obligado a administrar la nostalgia, se comienza a vivir de lleno un nuevo y esperanzador año.

Existe la consabida tradición de formular nuevos deseos y metas o de hacer un pequeño examen de lo que ha sido el año que se nos ha ido en un abrir y cerrar de ojos.

Respecto de los propósitos, ya tomé hace tiempo una decisión: no hacérmelos. ¿Para qué? ¿Para no cumplirlos? Mejor dejar pequeñas metas de lado y dedicarse a vivir la vida, a hacer lo que te venga en gana sin más, sin orden ni concierto ni pequeños fines.

En cuanto al examen del año finalizado, se pueden desgranar actividades realizadas, entre otras muchas cosas. Y aquí sí se me ocurren listas. Dos al menos: la de los libros comprados para ir leyendo y la de los libros leídos.

De los comprados, empiezo por mencionar de los más recientes a los más lejanos en el tiempo. Me apresuro a aclarar que es una lista muy personal y responde a criterios que sería tarea larga y no fácil enumerar. Algunos han sido:

La carretera, de Cormac McCarthy
El Danubio, de Claudio Magris
Misterios de las noches y los días, de Juan Eduardo Zúñiga
La tentación de lo imposible, de Mario Vargas Llosa
Esperando a los años que no vuelven, de César Antonio Molina
Cuentos completos, de Truman Capote
En busca del unicornio, de Juan Eslava Galán
Cuentos completos, de Herman Melville
Tierra roja y lluvia torrencial, de Vikram Chandra
La saga/fuga de J.B., de Gonzalo Torrente Ballester
Los príncipes nubios, de Juan Bonilla
El que apaga la luz, de Juan Bonilla
La higuera, de Ramiro Pinilla
Ochenta y seis cuentos, de Quim Monzó
6 falsas novelas, de Ramón Gómez de la Serna
Senos, de Ramón Gómez de la Serna
La vida, instrucciones de uso, de Georges Perec
La mariposa de obsidiana, de Juan Bolea
Los mejores cuentos, de Sergio Pitol
La reina sin espejo, de Lorenzo Silva
Nos espera la noche, de Espido Freire
La ciudad en invierno, de Elvira Navarro
Podría hacerte daño, de Luisa Castro


5 commentaires:

Fernando a dit…

Yo también tengo unos criterios un tanto mezclados y heterodoxos. Me gustaría creer que es síntoma de buenos lectores salvajes.

Raúl Luceño a dit…

Ante todo (más vale tarde que nunca)Feliz Año, que durante los doce meses venideros leas mucho y, así, puedas compartir tus impresiones literarias con nostros.

Por otra parte, stoiy pensando en comprarme el libro de 'La Carretera'. En todos los lados lo ponen muy bien. ¿Lo has leido ya?

Un saludo!!

Antonio Senciales a dit…

Estoy leyendo la novela.
En principio, me parece que desarrolla una idea interesante y original. Ha despertado mi interés. Cuando termine de leerla te diré más, ya con más conocimiento de causa.

Feliz año te deseo igualmente.

Saludos cordiales.

pieldivina a dit…

Apreciado Antonio,
qué alegría volver a leerte. A diferencia de ti, yo sí que me he hecho un propósito: no hacer desastres con mi agenda en la que guardo direcciones de correo electrónico.
loquenuncatedigo@gmail.com
Un afectuoso saludo

Antonio Senciales a dit…

La alegría ha sido mía.
Te deseo lo mejor.
Saludos.
Antonio S.