jeudi 17 septembre 2009

+ A LOS AMANTES DE CHÉJOV

***

Leído en los CUADERNOS DE NOTAS, de Anton Chéjov:

Salomón se equivocaba al ansiar sabiduría.


¿Por qué a Hamlet le obsesionaban tanto las visiones del más allá, cuando nuestra vida real está presa de imágenes mucho más horribles?


Él comprendió de pronto que, desde muchísimo tiempo atrás, nunca había estado de buen humor.


El cuñado corteja a la joven esposa. “Lo que usted necesita es un amante“.


Él le parecía inteligente, serio; por eso mismo su proposición le sorprendió tanto.


En Sokólniki, durante un paseo, ella cuenta a Yartsev hasta qué punto disfruta de haber tenido un hijo. Él:
—Pero dígame, ¿tanto amor por el niño no daña el amor por su marido?
—No lo sé. No fue por amor que me casé. Al comienzo sufría, ahora me tranquiliza pensar que el amor no existe, y que ya no tengo ninguna necesidad de él.


Él no había sido feliz más que una sola vez en su vida: bajo un paraguas.


La buena educación no consiste en no manchar el mantel con salsa, sino en aparentar que uno no ha visto nada cuando otro hace algo así.


Yo desprecio mi envoltura material y todo lo que se le relaciona.


Cuando todo va bien se dice que no ha pasado nada.


Un perro caminaba por la calle; parecía sentir vergüenza de sus patas arqueadas.

Mi lema: No necesito nada.





Y cientos de pensamientos más de muy diversa índole tales como fragmentos de cuentos , piezas de teatro, listas de compras básicas, anotaciones con sus gastos personales, detalles nimios,… y silencios, muchos silencios, que... pueden imaginarse. Todo ello ayudará al lector amante de Chéjov a profundizar en el conocimiento de su personalidad. Es el cuaderno, además, el retrato de toda una época histórica.

Una lectura interesante y curiosa.

(Cuaderno de notas, de Anton Chéjov, Editorial La Compañía de los Libros, 2008, Buenos Aires, Argentina).

***

2 commentaires:

Ardilla Roja a dit…

Hola Antonio.

Curiosamente, en los anteriores ejercicios del taller de escritura, tuvimos que comentar un relato de Chéjov. Me encantó.

Al ver el título de esta entrada, he querido ver de qué se trataba.

Te pongo en mi lista para seguirte mejor

Mita a dit…

Es que dejar notas en todas partes es algo fascinante, si son papeles de distintos tonos, mejor. Un disfrute.
No conocía este libro, en realidad, a Chéjov le tenía en el olvido. Gracias por traérmelo de nuevo.
Te anoto en mis otros mundos.
Besos