mercredi 27 juin 2007

+ LA LITERATURA Y LA ESPADA

***

'No hay libro por malo que sea que
no tenga alguna cosa buena.'
PLINIO.


***

No dar marcha atrás y seguir hablando de parejas, para mí ya tan familiares, continuar deslizándonos suavemente por el tobogán de la Literatura, me está permitiendo dar un repaso a un buen número de libros leídos y por leer y a autores más o menos recordados u olvidados, recomendar algunos quizás y tomar nota para la lectura de aquellos de más allá por mi persona y quizás otras, pero no me está resultando —por agotamiento de temas— una tarea nada fácil a estas alturas en que ya me he situado en el tema número 29. Hoy le ha tocado el turno a la ESPADA.

La mención de la palabra ESPADA nos trae a todos ecos de violentas luchas antiguas, de conquistas de espacios geográficos, de fronteras cedidas y ganadas, de muerte y de miseria, de guerras crueles, de recuerdos no deseados de los cuatro jinetes de la Apocalipsis en definitiva. Hoy esas guerras no se llevan a cabo con espadas sino con armas sofisticadas programadas por sensores automáticos, devastadoras en sumo grado. El origen de la espada hay que buscarlo en la Edad de Bronce, con el descubrimiento de los primeros metales, que llevaron a su fabricación y que el hombre ha utilizado siempre para defenderse de alguien superior. Su perfeccionamiento siguió a través del devenir de los años, pasando por la Edad de Hierro y etapas subsiguientes. Con una aleación de hierro y otros metales construyeron los hititas espadas que deslumbraron por su durabilidad, que les llevaron a la destrucción del antiguo imperio egipcio.

Al servirme del vocablo ESPADA para hablar de literatura, me han venido a la memoria los nombres de algunas de ellas: la espada Dardo, la cimitarra de los orcos, la espada Glamdring, la espada Handhafang, la espada de Montaraz, la espada Narsil, la espada Ringwraiths, la espada Witchking, etc. Son tan famosas y fantásticas como conocidas por muchos de los lectores. Son las creadas por la imaginación de Tolkien para El señor de los Anillos. Hablaremos de este autor y de algún otro brevemente debido a la carestía de espacio en las webs, ya conocida del lector asiduo de estos terrenos.

Seguramente que muchos de nosotros consideramos a Tolkien un escritor de literatura juvenil. Es el creador de la novela fantástica moderna y su literatura va destinada a todos los públicos.

En algún lugar leí que la principal tarea de la literatura se reducía a la comprensión, a la del mundo y a la del ser humano, y que en el género épico fantástico se consigue mediante la construcción de mitos (Tolkien) o mediante la creación de seres humanos con las preocupaciones de seres humanos (Sapkowski, entre otros).

***

John Ronald Reuel Tolkien nació en Sudáfrica (1892-1973). Escritor y filológo. Doctor honoris causa por varias universidades, miembro de la Royal Society of Literature y Cruz del Imperio Británico.

Su amor a la literatura es inseparable de su amor al lenguaje y la filología. Se especializó en griego y graduó en nórdico antiguo. Se interesó por otras lenguas antiguas. Sus historias fantásticas han sido llevadas al cine y sus libros vendidos por millones de ejemplares. Fue profesor de la Universidad de Oxford.

Podemos mencionar sus obras: The Lord of the Rings (El señor de los Anillos), ya citada; El Hobbit; El Silmarillion; El Libro de los Cuentos Inconclusos; La historia de la Tierra Media; Los hijos de Húrin; etc.,… Algunas de estas obras han sido publicadas póstumamente.

***

Ruth Benedict (New York, 1887-1947), antropóloga estadounidense. Fue instructora de otra conocida antropóloga estadounidense, Margaret Mead (1901-1978), autora ésta de estudios sobre crianza infantil, personalidad y cultura de Polinesia y Nueva Guinea. Ruth y Margaret fueron amantes.

En junio de 1944, las autoridades estadounidenses, desconcertadas ante las dificultades para predecir el comportamiento del enemigo en el Pacífico y necesitadas de un repertorio de soluciones para acelerar la victoria primero e institucionalizar la ocupación después, encargaron a Ruth un estudio de antropología cultural sobre las normas y valores de la sociedad japonesa.

El resultado de tal estudio fue reflejado en El crisantemo y la espada, obra que recoge las paradojas del carácter y estilo de vida japoneses. Esta obra es hasta hoy un clásico imprescindible para aproximarse al conocimiento de los complejos patrones de la cultura japonesa, que, aparte explicar el militarismo de tiempos pasados, nos ilustra acerca de la fabulosa expansión pacífica llevada a cabo por el pueblo japonés.

***

Me congratula sobremanera traer a este espacio a autores españoles. Lo haremos en más ocasiones. Hoy lo hacemos con alguien que ha escrito desde ciencia ficción a temas de fantasía y novela erótica.

Javier Negrete (Madrid, 1964). Profesor de griego en un instituto español de enseñanza media. Ganador de los premios: UPC de ciencia ficción; Ignotus; del de relatos de editorial Gigamesh; Minotauro (de fantasía);…

La espada de fuego es una obra escrita en la adolescencia y reescrita completamente y publicada en 2003. Supone un cambio radical sobre la narrativa anterior y en ella nos muestra sus amplias dotes para la fantasía heroica.

Otras obras suyas son: La luna quieta, Estado crepuscular, Lux Aeterna, La mirada de las furias, Buscador de sombras, El mito de Er, La amada de los dioses (erótica), El espíritu del mago, Señores del Olimpo (sobre mitología griega, tema que domina tan bien),…

***

Hiroaki Samura (Japón, 1970). Es autor de una colección de mangas.

Manga es el nombre que recibe una historieta en japonés. La espada del inmortal se ha venido publicando en la revista antológica Afternoon KC desde 1994. En España se han editado 19 tomos. Estos mangas están traducidos a numerosos idiomas.

El protagonista, Manji, es un guerrero al que ninguna herida puede matar. La esvástica que se usa en estas historietas, con los brazos torcidos hacia la izquierda, simboliza la noche en el budismo japonés y está asociada con propiedades mágicas. Esvástica en japonés es manji, nombre asignado al personaje principal. El manga ocupa un espacio importantísimo del mercado literario en Japón. Abarca todos los géneros y adopta distintos formatos: historietas escritas, dibujos animados, películas de imagen real, videojuegos, etc.

¿Puede considerarse literatura a los mangas?

***

Poul William Anderson (Pensilvania, USA, 1926-2001). Físico y escritor de relatos de ciencia ficción. Escribió con varios seudónimos. Ha sido ganador de varios premios Hugo y Nébula en su categoría. Ha escrito también relatos de fantasía y novelas policíacas.

Además de La espada rota (1954), escribió: El crepúsculo del mundo, La onda cerebral, Los guardianes del tiempo, Cosecha de estrellas; Tres corazones y tres leones; etc.,…

Isaac Asimov dijo de él: “Poul Anderson posee esa habilidad para escribir y esa imaginación disciplinada capaces de iluminar los rincones más oscuros”.

***

1 commentaire:

sergio a dit…

Es una lástima encontrarme con un tema tan interesante como este luego de un año de publicado.. pero asi es el internet..Si pudiese aportar algo a la literatura y el papel que las espadas juegan en ella, me gustaría mencionar a Tad Williams con su serie de libros "Añoranzas y Pesares", en los cuales la búsqueda de tres espadas conforman gran parte de la trama. Por otro lado no hay que olvidar a Stormbringer, la negra espada de Elric de Melniboné, personaje de Michael Moorcock..y calro ke sería injusto no recordar la Colada y la Tizona del Cid, o Excalibur, y aun la Durandarte de Roldán. No pretendo en un comentario el explicar el significado de estas sino apoyar un poco la labor de aquel que busca algo de informacion sobre eltema.